sábado, 14 de agosto de 2021

SIMONA Y EL VIOLADOR

 

 
El canal Volver decidió levantar la reposición de la serie Simona. Lo hizo ante el repudio que generó lo que era la vuelta del actor Juan Darthes a la televisión argentina, luego de que la actriz Thelma Fardin lo denunció por violación.
 
Cuando se hizo la tira con Ángela Torres, Romina Gaetani y Ana María Orozco ya se conocía la denuncia de CALU RIVERO contra Darthes. Luego Torres dio cuenta de lo difícil que le resultó seguir el rodaje de la ficción en la cual interpretaba a la hija de Darthes.
 
"A veces hasta me daba impresión tener que compartir ciertas escenas donde yo lo tenía que tratar con mucho amor, como si fuese un padre. Y en la intimidad y lo personal sentía que era todo un horror y no me gustaba tener que compartir ese espacio. Pero era todo bastante difícil de manejar. Por suerte teníamos un elenco de jóvenes que hacía todo un poco más fácil entre nosotros, y nos divertíamos", reveló en su momento la joven actriz.
 
"Me acuerdo que lo miraba y decía ´este hombre no está bien, no la está pasando bien´. Se le notaba y era bastante difícil trabajar con él porque tenía en mi cabeza un montón de cosas en las que pensaba, que no estaba para nada de acuerdo con él", sostuvo Ángela Torres.
 
Thelma Fardin denunció que fue violada por Darthes fue en Nicaragua en 2009. Entonces ella tenía 16 años estaban en ese país en el marco de una gira para presentar la serie "Patito Feo".
 
Volver había repuesto Simona. La reaparición de Darthes en la pantalla dio lugar a una ola de repudios frente a la cual el canal decidió sacarla de la pantalla.
 

 

DARTHES. NO ES VOLVER, ES RETROCEDER
 
(Sobre la vuelta de Simona en Canal Volver)
 
Darthes vuelve a la televisión como si nada hubiese pasado. Canal Volver le da una nueva oportunidad a la telenovela Simona, protagonizada por el violador Juan Darthes.
 
Por dinero y rating se hace de todo, incluso la inclusión de abusadores. Canal Volver se atrevió a darle nuevamente reconocimiento a un abusador, a darle un espacio, una nueva lavada de cara y una segunda oportunidad. No les importó si tenía una denuncia penal, si acosó y abusó a actrices como Anita, Natalia y Calu, si violó a una menor de edad y abuso de su poder de adulto en una serie repleta de niñxs.
 
En noviembre de este año, Darthes tendrá el juicio en San Pablo, porque hay pruebas suficientes para acusarlo. Sin embargo, la televisión lo sigue premiando y retribuyendo incluso económicamente. Pero no nos olvidamos de tus actos, manipulación y palabras nefastas. No nos olvidamos de cómo nos pusiste cuando nos enteramos de lo que hiciste, al igual que tantos otros. No nos olvidamos del horror. No nos olvidamos que Thelma se atrevió a hablar y la trataste de loca. No nos olvidamos del efecto que causó la denuncia para tantas mujeres, que finalmente se animaron a contar su historia. No nos olvidamos. Y tampoco vamos a dejar que lo olviden vos y tus cómplices. La revolución feminista llegó, está en las calles, en los canales, en las casas, y no incluye dar pantalla ni defender abusadores.
 
@soythelmafardin
@actrices.argentinas
#RevistaSudestada
 

lunes, 15 de febrero de 2021

SOPHIA LOREN A LOS 86



 
Sophia Villani Scicolone nació en Roma, en 1934, pero para todos y todas es Sophia Loren. Ella dice: "Nunca me sentí más normal en mi vida", restándole importancia a la fama. A los 86 años, la actriz italiana volvió al cine con "La vida ante sí", un proyecto personal dirigido por su hijo Edoardo Ponti, en el que resuenan ecos de sus grandes papeles del pasado, mujeres de carácter siempre fuerte. 
 
Sophia Loren es una de las mujeres más reconocidas en el planeta, la clase de sirena de pantalla supernaturalmente dotada de las que ya no hay. Pero cuando se le pregunta a la mujer de 86 años si alguna vez quiso ser normal, luce perpleja. "¿Por qué? ¿Acaso pensás que si sos una estrella no es normal", dice, con un acento espeso como la melaza. "Y ellos dicen que soy una estrella; yo no lo sé. Nunca me sentí más normal en mi vida." 
 
Quizá el estrellato a esta altura se siente como una rutina. La actriz italiana ha sido famosa desde antes que el hombre pisara la Luna. Vibrante vestigio de la Era Dorada del cine, anduvo codo a codo con John Wayne, Marlon Brando, Clark Gable, Charlie Chaplin, Marcello Mastroianni, Frank Sinatra y Cary Grant. Desafío a la tradición y las tipologías, interpretó a prostitutas e inmigrantes, espías dobles y amas de casa inquietas, todo ello mientras los críticos de mohín fruncido la desdeñaban como una "muñeca de felpa exuberante", una "vampiresa", un "adorno". 
 
En 1960, por su tour-de-force como una madre que huía de los horrores de la guerra en Dos mujeres, se convirtió en la primera intérprete en ganar un Oscar por una performance en idioma extranjero. Ganó cinco Globos de Oro; un Grammy; la Copa Volpi del Festival de Venecia; el premio a la Mejor Actriz en Cannes; el premio a la trayectoria de la Academia. Fue honrada con la estrella número 2000 en el Hollywood Walk of Fame. The Rolling Stones grabaron una canción sobre ella, “Pass the Wine (Sophia Loren)”. Si ella no es una estrella, nadie lo es.
"No sé, tengo sentimientos mezclados", dice ella. "Pensaré en ello. Quizá en un mes o algo así podemos hablar de nuevo." 
 

Loren está hablando a través de Zoom. Aun sin su cámara encendida, es un huracán de carisma. "Es difícil para mí expresarme en otro idioma", se lamenta, y aún así es tan expresiva que llora dos veces, ofrece abrazarme en una oportunidad, y termina sus respuestas diciendo cosas como "voilá, gracias, esa es mi historia."
Loren está en su hogar en Ginebra, Suiza; un lugar que hace parecer monótono al Palacio de Buckingham. He visto fotos; hay arañas de cristal, esculturas de mármol, candelabros de plata, pinturas con marcos ornamentados. Una habitación entera está dedicada a su panoplia de estatuillas doradas. Pero aun una mansión no es tan grandiosa si no se te permite salir. Y ni siquiera las estrellas están exentas de la pandemia. "No sé qué hacer con mi vida", dice tras un largo suspiro cuando le pregunto cómo ha estado. "Porque estoy en casa. No salgo. No quiero salir. Estoy mortalmente aterrada. La película es lo único que siento cerca porque es para mí. Es mía. Es mi criatura". 
 
La película es la razón por la que estamos hablando. La vida ante sí, el primer protagónico de Loren en más de una década, puede significarle otro guiño del Oscar. Dirigida por su hijo Edoardo Ponti, quien está sentado junto a ella para ayudarla en la traducción, es un drama italiano de extraña pareja tan rugoso como fantástico. Loren es Madam Rosa, una sobreviviente del Holocausto y ex trabajadora sexual que ahora cuida de los niños de otras mujeres de la profesión. Es cabezadura pero compasiva, escondiendo viejos traumas detrás de aros dorados, spray para el pelo y una lengua filosa. Cuando Rosa admite cuidar a Momo (Ibrahima Gueye), un senegalés de 12 años que robó su cartera, la pareja desarrolla un vínculo espinoso. 
 
"El papel fue hermoso", dice Loren. "Ella era fuerte, ella era frágil, ella era divertida, conmovedora... todo lo que una mujer eso, y todo lo que siempre intenté trasladar a la pantalla. En mi carrera siempre intenté interpretar a mujeres con un carácter fuerte." 
 
Muchas de esas mujeres -incluso en las muchas comedias de Loren, para las cuales tuvo que "cambiar a mi lado napolitano"- han existido en algún lugar en los márgenes de la sociedad. Estuvo la Mara de Ayer, hoy y mañana (1963), la típica prostituta de “corazón de oro” que desprecia la advertencia de su vecino de que irá al infierno y ejecuta el más gozoso striptease presentado en celuloide. 
 

Entrevista a Sophia Loren: La vida por delante 
 
 

Estuvo la Antonieta de Un día muy especial (1977), la descontenta esposa de un fascista que se siente progresivamente cercana a su vecino gay (Marcello Mastroianni, el más regular coequiper de Loren). Y estuvo la Filomena de Matrimonio a la italiana (1964), que intenta engatusar en el flirteo a su enamorado (otra vez Mastroianni) para llevarlo al matrimonio y que sus tres hijos extramatrimoniales tengan un apellido. Ese papel le significó una segunda nominación al Oscar, y pegó particularmente cerca de su experiencia. "Yo nací en una familia que... no era tradicional", dice.

Antes de que existiera una Sophia Loren estaba Sofia Costanza Brigida Villani Scicolone, nacida en una sala de caridad para madres solteras en 1934. "Mi madre Romilda era una mujer hermosa", recuerda Loren. "Ella quería ser actriz porque lucía exactamente igual a Greta Garbo. Cada vez que salía a la calle la gente podía reunirse alrededor de ella para pedirle autógrafos." De hecho, cuando su madre era adolescente ganó un concurso de parecidos con Greta Garbo. El premio era un viaje a Estados Unidos, pero sus padres no la dejaron ir. "No le pasó nada", dice Loren. "Ella fue siempre una persona muy solitaria. Era fuerte pero en realidad no demasiado. Quería serlo, pero no eran tan fuerte como quería demostrar, a otras personas o a sí misma."

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Sophia, su madre y su hermana menor Maria -el padre de las niñas no quiso saber nada con ellas e incluso se negó a darle a Maria su apellido- vivieron de pan racionado y comida de forraje en la ciudad napolitana de Pozzuoli. Sophia estaba tan desnutrida que los demás niños la llamaban "escarbadientes", cuando no la estaban acosando por ser hija ilegítima.

"Todos los chicos de la escuela tenían familias con un padre", recuerda ella. "No diría que estaba envidiosa, porque amaba mucho a mis amigos, pero no era como ellos. Me sentía diferente. Y los chicos se burlaban de mí, y yo lo sufrí mucho. Fue todo un tema. Pero que mi madre no estuviera casada no nos hizo menos familia", agrega. "Quizá nos hizo aún más familia, porque estábamos fuertemente unidas por el hecho de que no éramos como los demás." Contar historias de familias no tradicionales, dice, "puede ayudar a otras niñas y niños a estar orgullosos de las familias que tienen. Todos merecemos ser amados profunda, honestamente."

 

Cuando Loren creció lo suficiente fuera de la fase de escarbadientes, empezó a entrar en concursos de belleza. Este es quizá el momento de mencionar lo obvio: que Loren es hermosa. Tan hermosa que casi se convirtió en un sinónimo de la palabra. En su juventud tuvo que lidiar con estrella maculina lasciva tras estrella masculina lasciva. Cary Grant, que estaba casado, quedó atontado con ella en el set de Te veré en mis brazos (1958). Peter Sellers, también casado, le declaró su amor frente a su esposa. Marlos Brando -sí, también casado- le hizo avances no solicitados en el set de La condesa de Hong Kong  (1967). Le advirtió que se apartara con silbidos. 

Pero esa belleza fue siempre el caballo de Troya con el que contrabandeó un millón de otras cosas: tonterías, nervio, dureza, humor, soledad, vulnerabilidad. Cuando el reputado productor Carlo Ponti apareció en uno de sus concursos, quizá fue su belleza lo que primero llamó su atención, pero fue su talento el que la cautivó. El solo tuvo una sugerencia. ¿Consideraría hacerse un pequeño trabajo en la nariz? "Si tengo que cambiarme la nariz, me vuelvo a Pozzuoli",  le contestó.

Gradualmente, con su nariz intacta, Loren fue construyendo su reputación. Pequeños papeles en producciones de bajo presupuesto crecieron hacia roles estelares. Cuando consiguió su primera gran película, Aída, en 1952, utilizó el cachet de un millón de liras para comprarle a su hermana los derechos al apellido del padre. "Fui suficientemente afortunada para recibir personajes que eran buenos por mi apariencia, y buenos por mi interior", dice.

Loren aún estaba verde, pero acredita al director italiano Vittorio De Sica por buscarla. "Tenía 16 años", recuerda. "No sabía qué pensar. Debo decir que si no hubiera conocido a Vittorio, creo que no hubiera hecho las cosas tan bien como las hice. Fue un maravilloso maestro de actuación." Aun antes de que trabajaran juntos, de Sica sirvió de mentor para Loren a través de largas llamadas telefónicas. "El me dio fuerza. Fuerza para seguir adelante y nunca temer el tomar riesgos. Nunca."

Eventualmente, llegaría a trabajar con de Sica en una docena de películas. La pareja hizo parte de su mejor trabajo juntos, y Dos mujeres es quizá la mejor de todo el lote. Como Cesira, una madre viuda que escapa de su hogar rural cuando Roma queda bajo asedio, Loren da una performance impactante, desafiando las convenciones de feminidad con momentos de furia desatada. Fue algo revolucionario. Hay que pensar en ella diciéndole a un amante casual "Vos no sos mi dueño. No soy propiedad de nadie." O confrontando a un camión lleno de soldados luego de que ella y su hija de 13 años fueron violadas en manada. "¿Saben lo que ellos han hecho, estos 'héroes' que ustedes comandan?", le dice a un oficial estadounidense, plantándose frente al camión. "No, no estoy loca. No estoy loca. Mirénla a ella y díganme que estoy loca." Cuando los soldados se alejan, les lanza piedras antes de deshacerse en el medio de un camino polvoriento.

Loren hizo esa escena una sola vez. "De Sica dijo 'Guardemos todos y vámonos a casa'", memora. "Dije '¿Por qué, qué anda mal?' Y él dijo que no lo haría otra vez porque había sido perfecto. Nunca pensé que de Sica podría decirme algo así. Cada vez que la veo pienso que quizás tenía razón. Funcionó perfectamente. Le di un beso en la mejilla. Sí. Y ahora voy a llorar un poco, porque soy una persona muy emocional."

 

SOFÍA LOREN A FONDO - 30 de diciembre de 1979 

Loren sintió que estaba destinada a las películas, pero también sintió otro anhelo. "Siempre pensé en la casa, los hijos, la familia", dice. Tras rechazar a Grant, en 1958 se casó con Ponti. Hubo un pequeño contratiempo en la forma de un juicio por bigamia -el divorcio de Ponti de su primera esposa no estaba legalmente reconocido en Italia- pero pronto calmaron las cosas y se casaron nuevamente en 1966. Dos años después nació  su primer hijo, Carlo Jr. Edoardo llegó cinco años después. En la entrevista, se ve a Loren y su hijo menor juntos, él rodeándola con el brazo, ella besando suavemente su mano.

"Ellos son hermosos", dice Loren de sus hijos. "Desde que tengo memoria, siempre quise estar embarazada y empecé a pensar en el día en que sería madre". Hace una pausa. "Si sigo voy a llorar. Tené cuidado porque ya estamos casi allí. Vos no me conocés, pero esto es lo que soy."

La familia fue la razón por la que Loren tomó una pausa en la actuación a comienzos de los años ochenta, y solo ha retornado a ella de manera esporádica. "Un día estaba en casa pensando 'Mi Dios, estoy trabajando tan duro desde que tenía 17 años'...", dice. "Mientras tanto me casé, tuve dos hijos, y pensé 'Dios mío, no los estoy disfrutando porque no puedo estar más tiempo con ellos'. Era como... un lampo, ¿cómo se dice un lampo?". "Un rayo", acude Edoardo. "Como una luz...", dice ella, antes de perder confianza. "Me dije a mí misma que quería disfrutar a mis hijos, quería quedarme con ellos. Porque después de todo los tuve y son hermosos. Con lo que le puse un freno a todo, y casi sin darme cuenta estuve fuera del cine por un largo tiempo."

Fue Edoardo quien persuadió a Loren para hacer La vida ante sí. Si no hubiera sido por él, su película final quizá hubiera sido Nueve (2009), el desastroso musical romántico de Rob Marshall protagonizado por Daniel Day Lewis. Edoardo y Loren disfrutaron trabajar juntos, aunque es sorprendente saber que ella aún necesita constantemente que él reafirme su confianza. "A veces soy muy trágica", dice. "Soy muy, muy, muy del estilo 'Todo va salir mal'. Para mí es una defensa. Porque si tengo que hacer una escena muy importante, no sé si... si seré capaz de hacerla. No fui a la escuela de actuación, con lo que no sé nada sobre..." Se detiene. "No, conozco mis sentimientos".

Tiene cuatro nietos que son, según dice, los más hermosos nietos que ha visto en toda su vida. ¿Les muestra sus películas? "No quiero imponerles cosas en las que no están interesados", dice. Edoardo se ríe. "Ellos vieron la última película de su abuela, eso es seguro", dice sobre La vida ante sí. "Oh, sí, sí, dos veces, absolutamente sí", dice Loren. ¿Y les gustó? "Sí". La hija de 14 años de Edoardo la vio sola en su habitación y salió con los ojos llenos de lágrimas . "Nunca vi a mi hija tan afectada por una película", dice él. "Ahí fue cuando sentí que si la película podía conmover a una chica de 14 años, entonces quizás el resto del mundo podía responder de modo parecido a ella."

Un artículo reciente sugiere que Madam Rosa presenta una resonancia a los personajes "combativos" que Loren interpretó en sus tiempos. ¿Acuerda ella con eso? ¿Interpretó a mujeres combativas? "¿Eh?", es su respuesta. "La gente siempre lucha", aporta Edoardo. "¡No, no, no!", retruca Loren, con un "no" cada vez más enfático. "¡No!", y hace un silencio. Lo piensa de nuevo. "Quizás si luchan", dice, "es para conseguir mejores cosas de la vida."

* P/12 ENTREVISTA

*La vida ante sí se puede ver en Netflix, donde también están disponibles dos de los primeros protagónicos de Sophia Loren: El signo de Venus y Pan, amor y..., ambas dirigidas por Dino Risi en 1955. 


Título original: La ciociara - Dos mujeres (película de 1960)

 

sábado, 2 de enero de 2021

León Gieco + Natalia Oreiro + Leo García

 
 
León Gieco grabó una nueva versión de "La Navidad de Luis", con producción y participación de Leo García y la colaboración especial de Natalia Oreiro. La canción compuesta por León en 1972 y grabada en 1980 (en el compilado 7 Años) es también el punto de partida de un álbum homenaje que García prepara sobre la obra del músico santafecino, y para el cual ya registraron juntos el tema compuesto en cuarentena "Pasará pasará".
 
 

La canción, que ya se encuentra disponible en plataformas digitales y en forma de videoclip en YouTube, contó con la participación en guitarra, bajo y programaciones de Tomás Vigo -quien también realizó la mezcla-, García en teclados, percusión y voces, Gieco en voz y armónica y Oreiro en la voz.

El comunicado de prensa con el que León acompañó el lanzamiento da cuenta del sentimiento en un final de año signado por las consecuencias de la irrupción del coronavirus. "Para cerrar con esperanza un año muy excepcional, con el mundo bajo pandemia y una crisis económica global en consecuencia", señala el texto. "Por eso esta canción es más que oportuna, ya que refleja el espíritu navideño desde valores como la empatía y la solidaridad, diferenciándolos de la caridad y la lástima".

 

viernes, 1 de enero de 2021

Campaña "Yo sí me vacuno"


 

 

El debate por la aplicación de la vacuna llegó al mundo del espectáculo. Después de que Carla Vizzotti, la secretaria de Acceso a la Salud, habló sobre la vacuna rusa Sputnik V para combatir el coronavirus y expresó que le gustaría contar con algunas celebridades como voluntarios para generar una mayor aceptación en la sociedad, varios artistas emitieron sus opiniones al respecto. Incluso, un grupo de actores y actrices lanzaron una peculiar campaña.

"Yo sí me vacuno" es el nombre de la iniciativa con la que los artistas manifestaron su intención de aplicarse la vacuna contra el coronavirus. El grupo de personas que participaron de la medida son Mercedes Moran, Gustavo Garzón, Cristina Banegas, Taty Almeida, Rita Cortese, Federica Pais, Marina Glezer, Pablo Echarri, Diego Brancatelli, Adrián Paenza, Julieta Camaño, Ignacio Copani, Darío Grandinetti, Any Ventura y Jean Pierre Noher, entre otros.

La campaña fue presentada en el programa de radio La Mañana, que conduce Víctor Hugo Morales, y a través de un audio se pudo escuchar una compilación de frases de estos artistas que expresaron su postura sobre la aplicación de la vacuna.


Con la canción "No hago otra cosa que pensar en ti", de Joan Manuel Serrat, de fondo, los artistas indicaron: "Yo me cuido. Yo me vacuno. Yo cuando llegue la vacuna me voy a vacunar. Yo sí me vacuno. La vacuna es fundamental para la salud de todos nosotros. Porque me cuido me pongo la vacuna rusa. Sí, yo me quiero vacunar".

"Al coronavirus le ganamos entre todos. Me vacuno yo, se vacunan mis hijos, nos vacunamos todos. La salida es colectiva. Me parece que es importantísimo. Es una bendición que tenemos esta oportunidad para cuidarme yo y, además, para cuidar a los otros. Me vacuno por mí y por los otros. Para cuidarnos entre todos. Posiblemente haya que vacunarse más de una vez, así que esto es una construcción colectiva", continuaron.

Y por último, se pudo distinguir la voz de Jean Pierre Noher, quien enfáticamente parafraseó la canción de Serrat y entonó: "No espero otra cosa que la vacuna, desde ya, no hago otra cosa que vacunarme. No hago otra cosa que pensar en ti, en la vacuna que nos salve. Vacunémonos".


Estos no son los primeros artistas que se pronuncian en favor de la aplicación de la vacuna. De hecho, una de las primeras celebridades que confirmó que se vacunaría de forma voluntaria fue Florencia Peña. "Yo me vacuno. Me re contra vacuno. Me súper mega vacuno. Es más, me doy la rusa, la occidental, la oriental, la de Biden, la de Trump. Siempre fui muy vacunable", escribió la actriz en sus redes sociales con el humor que la caracteriza.

Luego de los dichos de la secretaria de Acceso a la Salud, los usuarios de las redes sociales comenzaron a sugerir nombres de famosos que podrían sumarse a la campaña. Entre ellos, citaron a Jorge Rial, quien, al ver la repercusión sobre el tema también ofreció su brazo. "Me despierto y la manada propone famosos para que se den la vacuna rusa. Con tono agresivo me ponen en la lista. Lejos de ofenderme me parece una buena idea. Ojalá sirva para, después, poder ayudar a los ignorantes ilustrados de las marchas y la Tierra plana. Estoy", publicó Rial.

Por su parte, el periodista Diego Brancatelli también se sumó a la lista de voluntarios. "Pero por supuesto que me la daría. Primero, noto un tono burlón; durante todo el día de hoy lo sentí. Rusia es una potencia mundial. No sé por qué les molesta tanto que sea de Rusia. Hagamos una base de datos que conste en actas y que quede asentado quien no se va a poner la vacuna, así no ocupa ese lugar cuando la vacuna llegue. Yo quiero la vacuna", aseguró.

 

 

sábado, 19 de diciembre de 2020

DIABLOMUNDO Crece y Se Reinventa



 
Una apuesta a la cultura
 
Estuvo a punto de cerrar, pero sucedió un "milagro" y el proyecto de convertirse en un teatro, bar y librería está cerca de concretarse.

El teatro “Galpón de Diablomundo” se reinventa. Apuesta a la cultura, crece y cambia de nombre: “Otromundo, sala Roberto Uriona ”, será el que se lea en el cartel cuando la reinauguración se concrete, en enero próximo.

Seguirá siendo teatro, pero además contará con un bar y una librería. El espacio había apostado a crecer a fines del año pasado, pero frente a cuarentena por Covid-19 y el cese de actividades, estuvo a punto de bajar telón, pero “se produjo el milagro”.

A fines del 2019 habían apostado a alquilar el local lindero para agrandar el teatro. Iban a reinaugurar el “Otromundo” el 28 de marzo, pero por la cuarentena no pudieron. “La realidad es que hasta hace tres semanas la decisión era cerrar el espacio por la situación económica que nos dejó siete meses de inactividad. Imaginate, generamos deudas en todos los frentes y no tuvimos ingresos a pesar de los subsidios y de las ayudas del estado municipal, provincial y nacional”, manifestó Quique Pagella, uno de los gestores, a la vez que admitió que “hasta ya había sacado fotos de todo lo que había adentro para venderlo”.

Pagella explicó que de “pura casualidad”, “Nano” Gandara (actor y clown) fue a visitar a Ezequiel Aguilera, conocido por su personaje de  “Tenaza”, actor con quien convive. “Vio que estaba muy bajoneado, y me preguntó ‘¿Quique qué está pasando?’, él ya sabía algo de la situación del galpón, y le dije que iba a cerrarlo. Me dijo que le cuente más, fuimos al teatro y me confesó que era su sueño gestionar su espacio. Se produjo el milagro, yo no lo puedo creer, fue un día mágico”, reveló.

El espacio, ubicado en la avenida Almirante Brown 3581, funcionará como teatro, bar y librería de editoriales independientes. Pagella celebró que “un grupo de gente joven le va a poner el pecho” al espacio, que desde su lugar aportará con la experiencia. Pagella se desligará de la gestión, pero continuará brindando clases de teatro, con las Ediciones Lamás Médula y la colección de Libros del Galpón, que apunta a la publicación de autores del conurbano sur.

“‘Nano’ Gandara, con su gente, se harán cargo de la gestión. Tendremos un hall más grande, un espacio nuevo, hemos pintado, arreglado, y en cuanto las medidas lo permitan estaremos trabajando bajo protocolo estricto”, sostuvo. Estiman que para enero podrán llevar a cabo la apertura, pero por ahora están evaluando las medidas sanitarias.

Otromundo, sala Roberto Uriona

Pagella explicó que el nuevo nombre ya estaba pensado para este año. Roberto Uriona, a quien se homnajea, fue uno de los fundadores del Galpón de Diablomundo. “Fue mi maestro y mi amigo, murió en el 2010 y fue uno de los actores más talentosos que he visto en mi vida”, sostuvo.

“Él es de la época dorada del Diablomundo, cuando salían a hacer giras por otros países y demás. Los que estamos en la gestión del espacio, hemos sido formados por ellos, entonces queremos homenajearlo en el nombre, porque nosotros no somos ya ese Diablomundo mítico y originario”, expresó, a la vez que bromeó con que tal vez auguraron este otro mundo con el que se encontrarán para cuando abran.

 
 
 
 
 
 
 
 

viernes, 11 de diciembre de 2020

LA MULTISECTORIAL AUDIOVISUAL PRESENTA "PIRCA", EL OBSERVATORIO DE LA INDUSTRIA AUDIOVISUAL ARGENTINA



Este sábado 12 de diciembre a las 15, se realizó por streaming la presentación de #PIRCA (Propuesta para la Industrialización y Recuperación de la Cultura Audiovisual), el Observatorio de la Industria Audiovisual de la Multisectorial Audiovisual, organización a la que pertenece la Asociación Argentina de Actores.

Se podrá ver en el canal de YouTube de la Multisectorial:   https://www.youtube.com/c/MultisectorialAudiovisual

Los objetivos del Observatorio serán teorizar y proponer sobre la evaluación permanente de las Industrias Culturales y del Conocimiento, sus regulaciones y políticas públicas nacionales e internacionales, con especial incidencia en la producción audiovisual Argentina y Latinoamericana. La intención es realizar un aporte a la construcción e integración de los mercados culturales de la región y el resto del mundo.

El observatorio también elaborará información estadística, analizando los distintos campos de acción: cine, radio, televisión, plataformas VOD y OTT, junto a los nuevos servicios de comunicación y medios audiovisuales. Además, se planea generar publicaciones mensuales digitales de interés para funcionarios públicos y legisladores, empresas del sector audiovisual, productores de radio, tv, cine y publicidad, como así también para el periodismo especializado y político.

 


lunes, 26 de octubre de 2020

EVO DOCTOR HONORIS CAUSA x UNA



 
La Universidad Nacional de las Artes, a través del Departamento de Folklore, otorgará el Doctorado Honoris Causa a Evo Morales Ayma, 1° Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. 
 
 El viernes 30 de octubre a las 12:30 se realizó la ceremonia virtual que fue transmitida a través de Facebook -UNAObraColectiva- y por Instagram -UNA.oficial-. 
 
Evo Morales, primer Jefe de Estado de ascendencia Aymara de su país, lideró uno de los procesos políticos, culturales y económicos más innovadores y transformadores de todo el continente, a través de la aplicación de políticas inclusivas, progresistas, pluriculturales y descolonizadoras. El mismo cobra especial relevancia en la actualidad ya que ofrece una alternativa a los modelos neoliberales, colonialistas que hegemonizan la región y gran parte del mundo. 
 
Según datos del Banco Mundial y el Instituto de Estadísticas de Bolivia, el nivel de pobreza en el 2000 era de un 66,4% y se redujo a un 38,5% en 2016; de 2001 a 2012 se pasó de 1.312.428 personas con vivienda propia a 1.954.913. Los avances en materia educativa son notables: de 2001 a 2012 la cantidad de personas que no sabían leer ni escribir se redujo de 1.154.386 a 665.000; el nivel de educación y el ingreso al sistema de instrucción público creció de 1.644.674 a 2.910.921 en el nivel primario; de 753.000 a 3.755.648 en el nivel secundario, y de 426.000 a 653.098 en el nivel universitario.
 
El Estado Plurinacional de Bolivia ha establecido constitucionalmente que la educación constituye una responsabilidad del Estado, que tiene la obligación indelegable de sostenerla, gestionarla y garantizar que sea intracultural, intercultural y plurilingüe. En efecto, la política educativa fue fundada en el reconocimiento de la diversidad cultural y lingüística que caracteriza a nuestros pueblos, como condición para lograr la soberanía y la descolonización del pensamiento latinoamericano.
 
Es por ello que el otorgamiento de esta distinción a una figura de tal relevancia constituye un honor para la UNA, que logra materializar este reconocimiento en un momento en que el pueblo del hermano país ha expresado su voluntad contra las políticas neoliberales e ilegítimas y a favor de recuperar la democracia en manos de Luis Arce, candidato del MAS y ex ministro de economía del gobierno de Evo Morales.
 

Agenda
Entrega Doctorado Honoris Causa a Evo Morales Ayma
1° Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Viernes 30 de octubre, 12:30 

 Acto virtual con transmisión en vivo por redes institucionales:

Facebook UNAObraColectiva 

 Instagram UNA.oficial
facebook/UNAObraColectiva
instagram/una.oficial

domingo, 29 de abril de 2018

COMO EN EL CATCH






Decía Roland Barthes en su artículo El mundo del Catch (Mitologías, 1957), que no es más innoble asistir a una representación del dolor en el catch que a los sufrimientos de Arnolfo o Andrómaca en el teatro antiguo. Ese es su punto de vista para hablar del catch: no es un deporte, es un espectáculo, y su virtud es ser un espectáculo excesivo. Y como tal, es representación, es exhibición y estilización de sentimientos que los espectadores conocen, y cuya recreación en escena los alivia mediante la catarsis.

No hablaba Barthes del catch televisado, que aún no existía, sino del que se podía ver en salas parisinas de segunda o tercera categoría de los ´50, a las que asistía gente de sectores populares. Allí el semiólogo supo ver audiencias que comprendían el código de lo que se representaba. Esos hombres estaban muy lejos de los que luego despreciaron el catch comparándolo como un falso boxeo, reglado y practicado como deporte. En el catch esas audiencias jamás protestaban por una violación de reglamento: iban a ver la violación del reglamento, y a pedir a los gritos que se hiciera justicia. El catch consistía precisamente en la representación de los reglamentos violentados, algo de lo que los sectores populares de todas las épocas han sabido bastante porque han sido víctimas de ese tipo de trampas. Y consistía también en la reparación de esa injusticia.

No existían apuestas en el catch. A nadie le importaba el ascenso hacia el triunfo. No sólo nadie ganaba nunca “honestamente” una pelea, sino que los que mayor cantidad de fanáticos tenían eran los perdedores. Lo que iban a ver no tenía ninguna relación con lo que se reconoce como mérito deportivo, sino la exhibición desmesurada de pasiones primarias. Iban a verse a ellos mismos expresados por luchadores que más adhesión lograban cuanto mejor fueran capaces de poner en escena la indignación, la impotencia, la rabia, la injusticia. El luchador no debía luchar bien: debía realizar exactamente los gestos que el público esperaba de él a medida que las acciones imprevistas se iban desarrollando. De allí saca Barthes la comparación entre el catch y el teatro griego, en el que los coturnos y las máscaras enfatizaban los gestos físicos de los actores, y el coro acompañaba el relato de la historia, para que el dolor y el absurdo de la vida pudieran ser exorcizados de algún modo.

“Lo que se libra ante el público es el gran espectáculo del dolor, de la derrota y de la justicia”, escribe Barthes. Un brazo arteramente torcido, una toma a destiempo, decenas de zancadillas y trampas eran tendidas por el que ganaba al que perdía. Barthes va más allá: lee en el catch una “Pietá primitiva” que se deja ver en su momento de mayor humillación y debilidad, con “su rostro exageradamente deformado por una aflicción intolerable”. Sin pudor. Sin disimulo. El perdedor recupera su aura de dignidad precisamente cuando entrega al público los gestos que reflejan su impotencia. Se diría que esas audiencias iban a esos clubes sombríos a ver a actores de su propio padecer. De ahí la brutalidad del catch, de ahí su exageración de los gestos: la verdad que revelaba ese espectáculo era el del dolor humano, especialmente el que proviene del poder que unos ejercen sobre otros, y más específicamente el de los que históricamente siempre reciben las zancadillas y son víctimas de las trampas de los que los someten.

El público se entonaba con la indignación, exigiendo justicia contra el canalla, perfectamente identificado porque también él exageraba sus tropelías. Y ése era el clímax del espectáculo: el momento de reivindicación del perdedor contra el canalla.

 “¿Qué es, entonces, un canalla para ese público compuesto en parte, pareciera, de informales? Esencialmente un inestable que sólo admite las reglas cuando le son útiles y transgrede la continuidad formal de las actitudes. Es un hombre imprevisible, por lo tanto asocial. Se refugia detrás de la ley cuando juzga que le es propicia y la traiciona cuando le conviene”.

Hasta aquí Barthes, a quien se puede seguir recurriendo para encontrar metáforas e interpretaciones sobre los fenómenos sociales y culturales y políticos.

En la Argentina, el clima se está recalentando. Sectores populares y clases medias de distinta índole están siendo atrapados con una mala toma, asfixiados por brazos corporativos que no dejan resquicio para que entre el aire. El gobierno de Macri no es poroso sino laqueado: no sabe negociar ni dialogar, las dos herramientas clave de la política, porque la política no le interesa. Le interesa el control del Estado para hacer negocios particulares. Uno ya no sabe cómo decirlo, con qué palabras, a conciencia de que hasta las mayores verdades corren el riesgo de volverse frases hechas. Porque esto es lo que muchos decimos desde hace años y era bastante previsible, aunque la maquinaria mediática primero y ahora la actual política de medios haya acallado muchas decenas de voces críticas. Cada día se constata que absolutamente todas las promesas y las ideas que Macri puso en escena para llegar a la presidencia resultaron falaces. Cada día se constata por qué era necesario hasta un decreto para que Laura Alonso ocupara la Oficina Anticorrupción. Cada día el dolor popular choca de frente con funcionarios incapaces de empatizar con nadie que no haya egresado de una universidad privada y forme parte de su núcleo duro.

Al kirchnerismo se le reprochaba su hermetismo. ¿De qué nos sirven las declaraciones mentirosas de los dirigentes PRO que van a la televisión o reciben en sus despachos a periodistas para decir cosas tales como que los comercios están vacíos porque creció la venta on line? ¿De qué nos sirve un presidente que le habla a la nada de algo que no existe? Ningún gobierno, desde la dictadura, ha sido más hermético que éste. Lo blindan los grandes medios, el poder judicial, los corruptibles del Congreso: lo blinda el poder global que comanda Trump, que ha puesto a dirigir la CIA a aquella muchacha que siendo oficial sonreía a cámara mostrando a un irakí torturado. Todo lo que dijeron los macristas que iban a hacer y lo que dicen que hacen es falso. Y se está volviendo violenta la falsedad cuando se contrasta con lo real.

El volumen de dolor de este país es enorme. Digerir el festejo de los balazos por la espalda, la ausencia de proteínas en los menúes escolares, el desmantelamiento de todos los programas paliativos para los más pobres, la vulnerabilidad de los más viejos, atacados con el recorte de sus haberes y la negación de sus medicamentos, la violencia policial contra los que tratan de ganarse unas monedas en la calle, la vigilancia ilegal a la que todos estamos expuestos, las ganancias extraordinarias de un puñado de empresas con delegados en los ministerios, en fin, digerir este escenario descontrolado de arrasamiento y veneno nos expone a un tipo de dolor que se mezcla con el miedo y la amenaza.

Necesitaríamos grandiosos luchadores de catch para hacer catarsis de toda esa impotencia. Pero a falta de ese tipo de espectáculo, por delante está la acción colectiva, porque básicamente eso es lo que han venido a abortar: lo público, que es lo colectivo por excelencia. Ellos lo único que pueden hacer es dividir para reinar. Son básicos. Deberíamos ser igual de básicos. No dejar que nos dividan.



A falta de catch
Sandra Russo








jueves, 29 de marzo de 2018

RADIO ABIERTA DE LA AAA EN EL CONGRESO: En defensa de nuestra identidad cultural







El gremio que representa a las actrices y a los actores realizó, el miércoles 28 de marzo 2018, una radio abierta frente al Congreso de la Nación para visibilizar el reclamo por fuentes de trabajo y repudiar el ajuste económico del gobierno de la Alianza Cambiemos, que también golpea al sector.

"Necesitamos la presencia del Estado para que incentive a las productoras a producir contenido original", subrayó Juan Palomino, secretario general de la Asociación Argentina de Actores, en relación a la gran cantidad de producción enlatada que está ingresando a la televisión pública, en desmedro de la producción y el trabajo nacional.

“El público se dará cuenta de que en la televisión argentina está faltando ficción. Desde el sindicato de Actores queremos visibilizarlo y contarle al público de qué se trata esta gran dificultad que tenemos los actores. Siempre hemos tenido un colectivo con dificultades laborales, pero cuando hay gobiernos neoliberales, se acentúa aún más el problema. Por eso conformamos la Multisectorial como un espacio de debate, para acercar propuestas que tienen que ver con una ley de televisión y nuevas plataformas, que se acercará al Congreso de la Nación”, adelantó Palomino.

Además, el secretario general de Actores se refirió a uno de los reclamos que tiene que ver con el salario de los trabajadores y trabajadoras de la Cultura. “Según la Ley del Actor, el salario es la totalidad de lo que percibe un trabajador. Los empresarios interpretan que no todo lo que percibe un trabajador es salario, por lo tanto, por ejemplo en un sueldo de 100, tributan por el 60%, y el 40% vendría a ser el derecho de imagen. Por lo tanto, es un dinero que percibe el actor pero sin los beneficios de las vacaciones y el aguinaldo. Eso va en deterioro no solamente de los bolsillos de los actores y de las actrices, sino también de nuestra obra social solidaria que se está desfinanciando porque no aparece el 100% del 3% que tendrían que aportar”.

En tanto, la presidenta de la AAA, Alejandra Darín, relató que hace cuatro años se conformó la Multisectorial Audiovisual que está compuesta por 16 entidades del sector, músicos, autores, actores, sociedad de gestión, sindicatos, cine, técnicos, entre otros. “No solamente para reclamar sino para acercar algún disparador para una posible solución de un problema grave que tenemos que es que la ficción, desde hace muchos años, viene disminuyendo de forma alarmante. Y con este gobierno, que ha tomado tantas medidas en contra de los trabajadores, este tipo de problemática se agrava de una manera muy preocupante”.

A su vez, Darín destacó que uno de los reclamos fuertes tiene que ver con que a las trabajadoras y trabajadores de la Cultura los empresarios no les están haciendo los aportes para la obra social OSA, Obra Social de Actores. “Una persona sin salud y sin una cobertura de salud acorde a sus necesidades, no puede ni trabajar, ni abrazar a sus hijos, ni vivir”.

La presidenta de Actores también señaló que la Ley del Actor se encuentra en una instancia judicial en la Corte Suprema, debido a que la reglamentación por parte del gobierno de Mauricio Macri no respetó algunos de los artículos introducidos en el texto aprobado por ambas cámaras. “La ley se reglamentó en contra de su espíritu. Nosotros judicializamos la reglamentación y en dos instancias la justicia dijo que Actores tenía razón en su reclamo por la reglamentación. Ahora han apelado y la quieren llevar a la instancia de la Corte Suprema de Justicia”.

“En este impasse que surge, la parte empresaria de televisión no está haciendo los aportes ni por aguinaldo, ni por vacaciones de lo que ellos estipulan que es ‘sesión de imagen’, que no existe en los convenios, y además no están haciendo los aportes correspondientes a nuestra obra social, y esta es la parte más angustiante para nosotros”, afirmó Darín.




Numerosas personalidades de la Cultura se acercaron a la Plaza de los Dos Congresos para detallar las demandas de actores, actrices, bailarines, guionistas, directores, técnicos y otros. También se contó con la presencia de Lita Boitano, presidenta de la Asociación de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; Sergio Maldonado y Andrea Antico, hermano y cuñada de Santiago Maldonado, para quien se exige justicia y el esclarecimiento de su muerte; la secretaria de Igualdad de Género de la CTA, Estela Díaz; el legislador Mariano Recalde y los diputados Daniel Filmus y Hugo Yasky, entre otros.

El evento fue transmitido en directo por RLV Radio La Voz, a través de www.rlvradio.com.ar

El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, expresó su apoyo y solidaridad y dirigió unas palabras a los presentes: "La Asociación de Actores es un sindicato que tuvo una lucha incesante para tratar de evitar que en nombre de una supuesta ’vocación artística’, como nos dicen a los docentes: ’ustedes hacen un sacerdocio’, entonces no tienen que tener aguinaldo, vacaciones, estabilidad. En el comunicado (que se difundió) ustedes lo explican muy bien. ’Somos trabajadores y trabajadoras y estamos viviendo un golpe a la clase trabajadora’, donde los empresarios aprovechan la oportunidad frente a un gobierno que quiere flexibilizar, ir por la quita de derechos, que dice que la Argentina tiene que convertirse en un país como México, para ser moderno, para aprovechar las inversiones y lamentablemente lo que no dicen es la miseria que hay en México, los asesinatos, el narcotráfico prácticamente metido en todos los estamentos del Estado y un pueblo cada vez más pobre. No tenemos que dejar que eso pase".

"Los actores son una pieza fundamental del rompecabezas del cambio popular", destacó Yasky y agregó: “Ustedes tenían una ley que la lograron con una lucha enorme. Una ley que parecía una utopía, que finalmente se aprobó y que se traicionó en la reglamentación, donde fue prácticamente convertida en letra muerta. La causa que ustedes iniciaron tiene dos fallos favorables y el gobierno sigue apelando. Y los empresarios aprovechan esa situación y no piensan en lo que están destruyendo”, aseguró el secretario general de CTA.

“Es una lucha absolutamente justa y noble. Esto que han hecho es extraordinario. Hay que visibilizar todas las luchas y tenemos que estar juntos. Así que les vine a decir: juntos en la calle, juntos en el Congreso. Ahí me van a encontrar como diputado. Tenemos que pelear porque este gobierno tiene que entender que los trabajadores no somos el felpudo donde los empresarios se van a limpiar los pies. Fuerza y a seguir con esta lucha”.

El abogado laboralista León Piasek se refirió a la situación actual de la Ley del Actor. “La ley, después de ser sancionada, con festejos, con aplausos y elogios de todos los legisladores, la reglamentó esta gestión, este gobierno. Y lo que hizo fue cambiarle el sentido, tanto del texto como del espíritu de esa ley y la desarticuló prácticamente. Por suerte la justicia le puso un freno a este gobierno y decretó la nulidad de la reglamentación en dos instancias. El tema sigue porque el poder ejecutivo insiste con vulnerar los derechos de los actores, actrices y bailarines y ha interpuesto una acción ante la Corte Suprema”.

“La Asociación Argentina de Actores sigue peleando por esos derechos fundamentales que no es más ni menos que los actores y actrices tengan iguales derechos que los demás trabajadores. Pese a tener Convenio Colectivo de Trabajo, muchas patronales actúan en fraude y simulación y violan la ley”, resaltó Piasek.

“El actor también es un trabajador como cualquier otro, y en este momento somos una semilla más del ajuste de este gobierno y no se están pagando como corresponde los porcentajes sobre los sueldos enteros, de aguinaldo y vacaciones, y eso lo estamos reclamando en televisión. También eso perjudica nuestra obra social que es solidaria. Cuando más trabajo hay, más posibilidad hay de ayudar a los compañeros que no tienen trabajo. Vamos a seguir luchando hasta que se respeten todos nuestros derechos porque la ley sigue vigente”, sostuvo Lola Berthet, secretaria general adjunta y de Organización de la Asociación Argentina de Actores.

El secretario de Cultura de la CTA y prosecretario de Comunicación y Actas del gremio de Actores, Luis ‘Turco’ Alí, manifestó: “Ya no tenemos tantos subsidios que puedan favorecer a la Cultura, a las miniseries, toda la actividad que se venía desarrollando hace unos años, y esto se traduce también en un desfinanciamiento concreto de nuestra obra social. También hay un abuso de los empresarios en cuanto al no cumplimiento taxativo de la Ley del Actor. Aprovechándose de una reglamentación que hizo el Ministerio de Trabajo, no están pagando aguinaldo y vacaciones y no están haciendo las contribuciones a la obra social, ni al sistema de seguridad social. Nosotros judicializamos la reglamentación y la justicia falló en dos instancias a favor de la Asociación Argentina de Actores, y pasó a la Corte Suprema de Justicia. El problema que estamos sufriendo es que en el mientras tanto no estamos percibiendo lo que tenemos que percibir”.









Los actores instalaron una radio abierta frente al Congreso



“En defensa de nuestra ficción y por más fuentes de trabajo” son algunas de las consignas de la radio abierta que la Asociación Argentina de Actores (AAA) montó frente al Congreso Nacional, y que permaneció allí hasta las 20. Como quedó expuesto en los testimonios de quienes fueron tomando la palabra, la crisis del sector es una. Pero es a la vez gremial, industrial y cultural. En una tarde soleada, los artistas reclamaron políticas de Estado que promuevan y protejan la producción y la identidad nacional, así como la efectiva aplicación de la Ley del Actor.

En la Plaza de los dos Congresos, al lado de la maqueta que recuerda a la escuela itinerante de Ctera, los actores armaron la estructura de la radio alrededor de las 15. Un gazebo, banderas de la asociación, una pantalla que repasaba derechos y datos para afiliarse, una mesa con comida y bebida. Juan Palomino, Alejandra Darín, Lola Berthet, Héctor Bidonde, Mirta Wons, Celina Font y Rudy Chernicoff son algunos de los que participaron. Hubo música y los artistas fueron tomando el micrófono para explicar por qué decidieron salir a la calle. Quienes pasaban caminando, si sentían curiosidad, se detenían. En muchos casos para pedir fotos a las caras conocidas. Y aunque ellos accedían con simpatía, lo que querían demostrar con esta movida es que no son estrellas, sino trabajadores, como explicó Darín a Página/12. La transmisión la hace RLV Radio La Voz (www.rlvradio.com.ar), radio del Centro Cultural Jacinto Oviedo.


Como para muchos trabajadores, el panorama de los actores en este contexto no es bueno. Los problemas que afrontan son de diversa índole. Los más importantes son dos: la desocupación y los incumplimientos relacionados con la Ley del Actor. Los discursos reflejaron, además, que la mirada de la AAA trasciende la cuestión gremial, ya que una palabra que resonó mucho en la radio abierta fue “identidad”. Otra palabra: “derechos”, en alusión no sólo a los de los artistas, sino también a los de una sociedad que podría querer reconocerse en sus propias ficciones. Los reclamos tuvieron que ver, sobre todo, con el escenario televisivo. Una buena síntesis fue la de Bidonde: “El Gobierno ha decidido que la cultura debe ser una mercancía. Lo privado ha invadido lo público, y lo privado tiene un carácter mercantil”.

Promulgada en octubre de 2015 y parcialmente reglamentada hace un año, la Ley del Actor otorga a los actores los derechos que ya poseen otros trabajadores: licencias pagas, asignaciones familiares, jubilación, salarios por enfermedad o accidentes laborales, vacaciones, aguinaldo. Obliga a los empresarios a pagar contribuciones. Lo que sucede es que sólo algunos artículos de la norma entraron en vigencia: los que refieren a convenios colectivos homologados por el Ministerio de Trabajo. Pero --como explicó el abogado del gremio, León Piasek, al tomar la palabra-- cuando el macrismo reglamentó la ley la “desarticuló” y “le cambió el sentido”. Las patronales vienen haciendo contratos más bajos para los aguinaldos y vacaciones. En concreto, lo que denuncia la AAA, es que hacen contratos partidos en dos para evadir el pago de derechos sobre el total del contrato. A esta situación se añade que una serie de productoras no está haciendo las contribuciones totales previsionales de salud y de seguridad social. Pol Ka, Underground, Non Stop, Telearte, LC (Acción), La Paloma y Telefe son las responsables de esta situación, según publicó hace unos días la revista Mu.

“El aporte a la Obra Social de Actores (OSA) no se está cubriendo y no está funcionando como tiene que funcionar. La ley está vigente hace dos años, y lo que deben lo deben hace dos años”, puntualizó la secretaria adjunta de la AAA, Lola Berthet.

Juan Palomino, secretario general, agregó que la reglamentación resultó “favorable” para los empresarios de TV. “Ellos interpretan que todo lo que percibe el actor no es en concepto de trabajo. Utilizan otra figura que es ‘derecho de imagen’. Los compañeros han dejado de percibir hasta un 50 por ciento de su salario como aguinaldo y vacaciones”, detalló. En este momento la norma está judicializada. En principio, la Asociación presentó un amparo por la inconstitucionalidad del decreto que reglamenta la norma al Juzgado del Trabajo N° 20, que dictó sentencia favorable a los trabajadores. Luego, el Ejecutivo apeló. La Sala 2 de la Cámara de Apelaciones del Juzgado volvió a dar la razón a los artistas. El Ministerio de Trabajo, entonces, llevó el caso a la Corte Suprema para su apelación.

La proliferación de novelas extranjeras es otro de los grandes temas de la jornada. La falta de trabajo, aclaran varios de los manifestantes, es común en su oficio, pero sin un Estado presente, se agrava. Al respecto, Berthet manifestó: “Cuando tenemos este tipo de gobiernos, empieza a haber enlatados y muy poca ficción, o ficciones más cortas y con elencos menores. Hay muchos menos programas para hacer miniseries. Ahora creo que no hay, directamente. Se vuelca todo a las series web, que están buenísimas, pero tienen un pago mucho más mínimo”.

“El público estuvo acostumbrado a ver ficciones a la tarde y en el horario central, ahora ocupado por programas de panelistas y novelas extranjeras, excepto por Sandro (de América, la serie) y Simona… Si no hay regulación por parte del Estado, frente a la llegada de series extranjeras por el mínimo costo, es difícil que un empresario quiera invertir. Los hay todavía. Y al haberse bajado proyectos de concursos federales, como existía en la década pasada, ha mermado muchísimo el trabajo”, agregó Palomino. La cuestión de la identidad es otra de las preocupaciones del gremio. Una consecuencia: “Cuantas más series turcas vengan, menos espacio tenemos para seguir espejándonos nosotros mismos. Estamos más cerca del sultán que del maestro”.

Como “intento de solución”, la Asociación presentó un proyecto de ley, junto a otras quince entidades, para el fomento y la protección de la actividad televisiva nacional, contenidos audiovisuales y nuevas plataformas. Lo consensuó la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional. “Estamos hablando con diferentes senadores, tiene que entrar en las comisiones”, indicó Alejandra Darín, presidenta de la AAA. Según ella, esta radio abierta procura “interpelar a la sociedad”. “Sospechamos que los argentinos quieren ficciones argentinas”, expresó. La manifestación cuenta con múltiples adhesiones, fundamentalmente de otros actores, como Pepe Monje, María Fiorentino, Leticia Brédice y Luis Machín.

PÁGINA 12







lunes, 4 de diciembre de 2017

50 SOMBRAS DE BRANDONI







LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES RESPONDE A LA RENUNCIA DE LUIS BRANDONI

En una escueta y respetuosa nota (que reproducimos), que no fue presentada personalmente por él, sino a través de una afiliada, el Sr. Luis Brandoni renunció a su condición de socio de la Asociación Argentina de Actores.




    Buenos Aires, 30 de noviembre 2017  
    A los miembros del Consejo Integral de la Asociación Argentina de Actores:  
    El motivo de esta carta es informarlos de mi decisión de renunciar a mi condición de socio de la entidad. Claro está que esto no implica que vaya a afectar mi obligación de efectuar los aportes a la organización sindical y a la obra social que, como sabemos, es obligatorio. 
    Lo que sí quiero dejar en claro, es que desde hace ya años no me siento representado por los afiliados dirigentes de la Institución. 
    Queda para mí el orgullo de mi pertenencia con el número 2.746 del año 1962, el honor de haber ejercido el cargo de Secretario General desde noviembre de 1972 al 9 de diciembre de 1983; y entre noviembre de 1996 y el 9 de diciembre de 1997. En ambos casos en forma Ad Honorem, tal como lo establecía nuestro estatuto.  
    Y finalmente, quiero manifestar el alivio que es para mí, relevarlos de la ominosa carga que significó para todos ustedes, el hecho de ser un afiliado de esa Institución.  
    Los saluda con respeto, Luis Brandoni.


Hasta aquí un mero trámite administrativo que no podríamos dar por certificado si no fuera por las declaraciones públicas vertidas en los medios con antelación a la entrega de dicha nota el día 1 de diciembre de 2017 en nuestra sede.

No tendríamos nada para agregar o comentar, salvo que la afirmación que Brandoni hace en la misma acerca de que su renuncia nos libera de la carga ominosa de tenerlo como afiliado, es una percepción subjetiva, que por supuesto respetamos pero que no compartimos, y que no sentirse representado por nuestra conducción es algo probable y normal: Es imposible conformar a todos, todo el tiempo, pero no es un problema insalvable si sucede en una entidad como la nuestra, con alta calidad democrática, en donde existe la posibilidad de elegir y ser elegido en elecciones libres que de forma ineludible se llevan a cabo cada tres años. La discusión, el debate, las diferencias ideológicas, religiosas y hasta partidarias, son parte de nuestra vida cotidiana pero si, tal como reza nuestro estatuto, esto sucede en un marco de respeto, no son un problema grave que provoque tan terrible malestar que necesite un alivio como el que propone Brandoni con su renuncia.

Sin embargo el hecho de que antes de comunicarle la renuncia a su sindicato lo haya hecho por los medios de comunicación y en los términos en que lo hizo, nos despierta algunas dudas y nos permite, o mejor dicho nos obliga, a hacer algunas aclaraciones, entre ellas que con esa actitud violó ese estatuto que dice defender, el que ahora, en su condición de NO Socio, no está obligado a cumplir, quizá eso sí signifique un “alivio” para él.

Y la duda es: por qué un actor talentoso, preciso y medido, con esta actitud queda preso de una sobreactuación, vaya uno a saber con qué fin o ambición política. Tomando sus declaraciones públicas, son claras las diferencias políticas y gremiales que tenemos con Brandoni, pero vale la pena aclarar que no son nuevas. Esas diferencias han quedado expuestas en varias oportunidades, tanto en alguna asamblea interna como en comunicados públicos y no tienen que ver con el amañado nombre que acuñó para referirse a nuestro sindicato como la "Asociación Kirchnerista de Actores", sino con posiciones suyas que, consideramos, lo alejan de los intereses de los trabajadores actores.

Además de aclarar que ninguno de nuestros dirigentes milita en ninguna organización Kirchnerista, lo cual tampoco sería un inconveniente, él mismo nunca dejó de ser un militante Radical aún siendo dirigente, nos preguntamos:

¿Qué sería ser la Asociación Kirchnerista de Actores para Brandoni? ¿Haber festejado recuperar las paritarias como marco de discusión para la recomposición de nuestros salarios, que luego de la década del 90 y hasta el 2003 habían quedado congelados, (para tomar solo un ejemplo: el bolo de televisión estaba en $46 y aún habiendo conseguido un 100% llevándolo a $92 nos resultaba insuficiente)? ¿No haber cerrado nunca una paritaria de ninguna de las ramas a la baja?

¿Haber recuperado y acrecentado el patrimonio de nuestro sindicato tanto edilicia como estructuralmente para el control del cumplimiento de nuestros convenios?

¿Respetar las decisiones democráticas de las asambleas?

¿Expresarnos a favor de los Derechos Humanos y no pensar que son un curro? ¿Sostener que los Detenidos Desaparecidos son 30.000 y repudiar los dichos y actitudes negacionistas?

¿Promover la búsqueda de los nietos apropiados por la Dictadura apoyando la causa de las Abuelas de Plaza de Mayo y aportando a la difusión mediante nuestra prensa y nuestro trabajo artístico a Teatro por la Identidad?

¿Marchar cada 24 de Marzo con las siluetas y los nombres de nuestros 28 compañeros actores detenidos desaparecidos?

¿Habernos emocionado cuando se bajaron los cuadros de los dictadores Videla y Bignone?

¿Preocuparnos por la represión de la protesta social? ¿Habernos expresado contra la detención política de Milagro Sala?

¿Solidarizarnos con los familiares del ARA San Juan?

¿Exigir justicia por la muerte de Santiago Maldonado, y por la muerte de Rafael Nahuel ocurridas tras una represión?

¿Defender a rajatabla la libertad de expresión solidarizándonos con Víctor Hugo Morales, obstinado difusor de nuestra actividad actoral, cuando fue despedido?

¿Trabajar incansablemente para tener más y mejores convenios colectivos de trabajo?

¿Haber luchado como otros muchos dirigentes que nos antecedieron y conseguido que se sancione la Ley del Actor que posibilita la jubilación de nuestros trabajadores, la misma que él dijo no haber leído y que no iba a leerla pero a la que se oponía?

¿Haber conformado una agrupación gremial, transformarla en Lista, presentarse a elecciones libres y democráticas y ganarlas consecutivamente durante varios años, como ha pasado con otros movimientos en nuestro sindicato, entre ellos el mismo por el que Brandoni llegó a ser Secretario General?

¿El haber realizado una asamblea de reforma de estatuto que democráticamente decidió cambios en su estructura dirigencial obsoleta, poco ágil para las necesidades del proyecto gremial, y para optimizar el funcionamiento del sindicato que cada dos años renovaba autoridades dándole poder de decisión a los empleados, sin poder desarrollar un proyecto con autoridad real?

¿El haber impulsado y fundado una Sociedad de Gestión (SAGAI) que garantice el cobro del Derecho de Propiedad Intelectual del Actor Intérprete? ¿El habernos opuesto a cualquier intervención extranjera que dictamine como conducir nuestra sociedad de gestión?

¿Será tal vez haber saneado las finanzas de nuestra Obra Social a través de una administración responsable y transparente que permitió cerrar la convocatoria de acreedores heredada? ¿O ser protagonistas de la lucha gremial llevada a cabo para recaudar los fondos que la sustenten para dar la cobertura solidaria de salud que él mismo utiliza?

Sorprende que con un discurso de exigencia democrática, se intente deslegitimar a la conducción de nuestro sindicato acusándola de estar ligada a un partido político, presentándola como vulnerando el Estatuto, intentando demonizarla, pero sobre todo simplificando sesgadamente lo que debería ser el verdadero debate: Qué sindicato de actores quiere Brandoni.

Quizá, si no tuviera el desprecio democrático que manifiesta en la realidad, podría haberse presentado con una propuesta en las recientes elecciones del sindicato y plebiscitarla. Pero no, en vez de eso, negándose a reconocer que esta conducción ganó esas elecciones con el 70% de los votos, renuncia diciendo que no lo representamos. Este último acontecimiento, el de la renuncia a su sindicato, que se da en el medio de una pelea con la patronal de televisión tras la negativa de la misma a cerrar las paritarias del segundo semestre de 2017, con una campaña general de desprestigio y estigmatización de las organizaciones gremiales movilizadas desatada por parte del gobierno para imponer una indignante reforma laboral, previsional y tributaria, lo presenta a Brandoni, una vez más, siendo funcional a los intereses empresarios como lo fue cuando votó la Ley de Flexibilización Laboral en el Congreso de la Nación siendo diputado de la Alianza, la tristemente célebre Ley Banelco.

(Link versión taquigráfica: http://www4.hcdn.gov.ar/dependencias/dtaquigrafos/cxvii-44.html)

 De qué valen los ideales setentistas de su primer mandato como Secretario General, promoviendo y generando los Convenios Colectivos de Trabajo de nuestra actividad que nos rigen hasta hoy, sí en el paso por la función pública como legislador de extracción sindical, con su actitud, borró con el codo lo que escribió con la mano.

De qué vale la resistencia a la dictadura si después, en democracia, se actúa siendo funcional a los postulados e intereses económicos que fueron el origen de la misma. El odio, muchas veces, no permite ver la realidad, tiñéndola de ese sólo color. Solamente por un odio mayor se puede abandonar la organización gremial a la que se pertenece, organización gremial que seguramente y porque así debe ser, seguirá defendiéndolo si sus derechos laborales fueran avasallados.


Consejo Integral en funciones
Consejo Integral Electo
Directorio Obra Social Actores
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES







domingo, 20 de agosto de 2017

1 FESTIVAL DE ARTE TRABAJADOR





Una forma de dar batalla cultural
El colectivo Radar de los Trabajadores, que articulan las secretarías de Cultura de varios gremios, lleva adelante este encuentro que presentará cincuenta obras. “Es un ámbito más donde es necesario pararse a defender espacios, proponer y discutir”, dicen los organizadores...


Radar de los Trabajadores, joven colectivo de intercambio y articulación de la producción cultural del movimiento obrero en el que confluyen más de veinte gremios, presenta una iniciativa a la que define como “única” en la historia argentina. Se trata del Festival de Arte Trabajador, que pondrá en escena más de 50 espectáculos en los que participan afiliados de distintos sindicatos, durante todo septiembre, en diversas sedes y con entrada a la gorra. La única condición de la convocatoria que se abrió para la programación era que los espectáculos tuvieran en su equipo al menos un afiliado de alguno de los gremios que integran Radar. Podían ser propuestas de teatro, danza, circo, clown, títeres y teatro musical. El Festival culminará con el “1º Encuentro Trabajo y Cultura”, espacio de reflexión y debate anclado en este momento histórico.

El colectivo tiene menos de un año y lo articulan las secretarías de Cultura de gremios como el de los Trabajadores del Subte y el Premetro, Uocra, ATE Capital, Suteba, Sadop, Sutep, La Bancaria, Ctera, Suterh y UTE, entre muchos otros. En él conviven sindicatos tanto de CGT como de CTA.

 “Es algo que lo diferencia de anteriores experiencias. Nos nutre, es un valor, es la primera vez que se da. Las construcciones de estos sindicatos a lo largo de la historia del movimiento obrero han sido desde diferentes convicciones y morfologías. Sus secretarías de cultura hacen cosas muy diferentes. Así que hay mucho intercambio de experiencias y muchas miradas”, explica María Frondizi, integrante del equipo de cultura de ATE Capital, y del que produce y coordina el festival y el encuentro.




En un manifiesto que data de abril de este año, Radar de los Trabajadores definió sus propósitos: “Frente a un nuevo avance neoconservador que se propone vulnerar otra vez las conquistas laborales, sociales y culturales de los argentinos, los trabajadores organizados decidimos formar un espacio que defienda, consolide, divulgue y promueva la producción cultural, educativa y de formación del conjunto del movimiento obrero. No sólo entre las propias organizaciones gremiales sino de cara al conjunto del pueblo argentino”. Con este mismo espíritu, Radar lanzó en julio la convocatoria para participar del Festival de Arte Trabajador.  

“El objetivo es la difusión de los espectáculos que integran nuestros compañeros. Abrirle la puerta a las expresiones artísticas de los trabajadores, entendiéndolos como individuos completos que tienen otras inquietudes y maneras de expresarse por fuera del horario laboral”, resume Ayelén Fagiani, del área de cultura de La Bancaria seccional Buenos Aires.

Otro objetivo, como detalla Frondizi, es “poner en valor la producción cultural de los sindicatos”. “Todos los gremios de Radar trabajamos muy fuertemente en el ámbito cultural. Generamos eventos, tenemos medios de comunicación o programas, y algunos, espacios de cultura. Es una manera de compartir este trabajo con la comunidad”, completa. Hubo solamente un mes para responder a la convocatoria y llegaron más de 50 propuestas. La única condición era que en los espectáculos al menos un miembro del equipo estuviera afiliado a alguno de los gremios de Radar, sin importar si su cumplía su rol arriba o debajo del escenario. “Hubo muchísima respuesta y variada entre todos los sindicatos. Me sorprendió mucho la respuesta de danza. Hay muchísimos espectáculos de danza y de teatro; hay menos de títeres y clown. Y hay para adultos e infantiles”, puntualiza Fagiani. Será un encuentro no competitivo que incluirá en su programación a todas las obras que se postularon.

El evento también dará visibilidad a las salas de los propios sindicatos, que funcionarán como sedes, junto a los teatros La Máscara, Hasta Trilce y Habitar Gómez: el Auditorio Malvinas Argentinas (La Bancaria), Sala Gastón Barral (Uocra), Caras y Caretas (Suterh), los auditorios de UTE, Sadop y de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (Apsee). Las funciones serán de jueves a domingos, con entrada a la gorra. “Las salas van a funcionar en paralelo, la mayoría a la misma hora. El ingreso no es restrictivo. En un momento neoliberal, cuando es tan difícil acceder a espectáculos, abrimos a la comunidad la posibilidad de tener un montón de funciones a su disposición”, remarca Fagiani. Aunque sería muy difícil sintetizar las características de tal cantidad de materiales, más allá de las estéticas diversas un patrón común es que todos forman parte del circuito independiente.

“Necesitamos dar la batalla cultural, participar activamente y reflexionar desde dónde producimos y creamos cultura”, dice Frondizi, al referirse al “1º Encuentro Trabajo y Cultura”, que ocurrirá el 29 y 30 de septiembre, a modo de cierre del festival. Con invitados de los medios, la política y la cultura, se organizarán mesas de trabajo sobre diferentes ejes. Radar configurará un documento y definirá sus líneas de acción. “El eje transversal es la emergencia cultural. El vaciamiento de las políticas culturales o la no política cultural que está llevando adelante (el macrismo). Consideramos que es un momento vital, a todo nivel, para la participación y la mirada de los sindicatos, y la cultura es un ámbito más donde es necesario pararse a defender espacios, proponer y discutir”, amplía. Derechos y políticas; producción artístico y cultural; gestión, prácticas y territorios; cultura y trabajo y cultura y medios serán algunos de los tópicos de discusión. “El encuentro entiende a la cultura desde el punto de vista antropológico, más allá de lo artístico, y se preguntará cómo poner en discusión el modelo hegemónico”, anticipa Frondizi. “Estamos convencidos de que la unidad pasa por la cultura”, concluye Fagiani.





lunes, 14 de agosto de 2017

MI JUAN, entre el "ser" y el "deber ser"









El sábado 12 de agosto, a las 22, se estrenó «Mi Juan», una historia bien argentina, la vida de un argentino que se debate entre el "ser" y el "deber ser"... (al final de cuentas, nos pasa a todos lo mismo)

Próximas funciones: sábados 19 y 26/8, en Teatro Núcleo, Av. Maipú 3143, Olivos.

Reserva y venta de entradas por Alternativa Teatral o en el teatro. Reservas al teléfono 4711-9424
Precio único $150.-










cholulos