viernes, 9 de octubre de 2009

HOY, NOSOTROS



Esta es la columna de hoy en Iceberg, el programa de Mirta Muragua que va por Radio Argentina, AM 570, que va de lunes a viernes a las 14

por Osvaldo Tangir


Hoy no quiero darles cabidas a ellos, ni a las maldades que hicieron, que están haciendo ahora mismo –lo sé porque hay tevé, en el estudio, sobre las cabezas de Mirta y la mía hay una tevé- o las que planean cometer. Ellos son ellos, ya saben de quiénes hablo. Pero hoy no quiero que entren en cuadro. Ellos son lo viejo, lo carcomido, una tiniebla con olor a ayer que no termina de irse, un pasado cruel que intentó maquillarse de presente, de presente eterno, pero no pudieron. Ya, ya dejo, ya no voy a hablar más de ellos. Hoy no es un día para nombrarlos.

Voy a hablar de nosotros, de los que vamos juntos en esta patriada por ser mejores, o por lo menos auténticos. Vamos a hablar de los que hoy nos levantamos expectantes, con el anhelo de que la oscuridad, esa oscuridad modelada de silencio e imposturas quede al fin atrás. Quiero hablar de nosotros, hermanos en la fe y la convicción de que un tiempo mejor empezará a nacer, o está ya nacido y aun, por cábala o sabiduría no admitimos a viva voz.

Quiero hablar de ese nosotros plural, diverso, comprometido, de ese rejuntado de heridos, maltrechos, vencidos tantas veces y vueltos a levantar; de esa comunión de esperanzados y empeñosos, reunidos por la mística de volver a ser, que ha salido a la luz, que se ha hecho luz en este tiempo bello y tremendo.

Vamos con Víctor Hugo Morales, espada invicta en cada uno de los interrogatorios que debió afrontar; vamos juntos con el genial Alejandro Apo, el primer periodista conocido en jugar a favor.

Vamos con Angelito Cappa, la abuela Carlotto, Miguel Rep, Pérez Esquivel, que empujaron la decisión de la Presidenta de enviar este proyecto de ley al Congreso. Vamos junto a esos radicales corajudos, hay una solicitada por allí, que tuvieron la dignidad de romper lanzas con una conducción partidaria vendida al peor postor y apoyan la nueva ley.

Vamos con los trabajadores del Diario Crítica, que encabezados por mi amigo Alejandro Agostinelli se jugaron enteros y firmaron un documento a favor de la promulgación de la ley. Vamos con los rectores e integrantes docentes y no docentes de las 44 universidades del país, que le dieron su rotundo sí.

Juntos con los más de 300 artistas, como Pepe Soriano -cuándo no con los buenos- Natalia Oreiro, Andrea del Boca, Capusotto, Lito Cruz, Leonardo Favio, el Vasco Aristarain, Roberto Carnaghi y tantos más que escribieron a los senadores para avisarles con toda seriedad que en ellos “está la decisión de que sigamos pudiendo ver nuestras propias imágenes y de que nuestros hijos sepan, a través de ellas, quiénes fuimos, quiénes somos y qué país y qué mundo soñamos. Y, nobleza obliga, vamos también con el Chiche Gelblung y el Gordo Lanata, dos que no están para nada en mi cuore, pero que los sé a favor Esta ley puso a muchos frente a frente con su conciencia. Y entre las definiciones de la dictadura y los designios de la democracia no dudaron.

Quienes me escuchan y me conocen de la vida saben que soy peruca de siempre, y por eso mismo voy a decirles que la pelea por la ley ha nucleado a argentinos de los más diversas definiciones políticas. Eso sí: recordaré que un 1 de marzo de 1947, un gobierno, el de Perón, nacionalizó y así restituyó los ferrocarriles al pueblo; un 18 de marzo de 1948 se nacionalizaron los teléfonos, y nació la Entel.

Cinco años más tarde, en 1953, ya en el segundo gobierno del General, se hizo la primera Ley de Radiodifusión, la única, la primera promulgada en democracia en aquellos tiempos más radiales que televisivos. Como ven, todas herramientas claves para comunicar y relacionar a los criollos y todas en manos nacionales. Y ésta ley de hoy que esperamos con nervio y alegría, que apunta a que los argentinos nos relacionemos, nos conozcamos, nos comuniquemos de manera fluida, horizontal, sin intermediarios interesados, como aquellas, está haciéndose vida en un gobierno peronista.

Está claro, ¿no? Esto trasciende a un partido, a un frente, a un gobierno, a los legisladores, a la oposición, inclusive a todos los argentinos, porque les aviso que toda América espera que nosotros encendamos este faro que indique una senda cierta hacia la libertad, hacia la liberación. Así como Brasil se la está jugando en Honduras por la democracia en el continente, y Bolivia, ha tomado la gran tarea de revalorizar los recursos naturales y los humanos, también, no sólo para Bolivia sino para el mundo.

Amigos, compañeros, hermanos, conocidos, enemigos míos: hagamos añicos esa vida paralela; ese mundo virtual que se parece cada vez menos al real, y que puebla las pantallas de tevé, que no sigan hablando ni pensando por nosotros. No pensemos ya en ellos, hoy pensemos en este nosotros multitudinario que venimos siendo. Centrémonos en este nosotros pletórico de luchadores, de valientes, de esperanzados, de deseosos; en su ejemplo, en su luz, otra vez luz. Pero es que la palabra de hoy es luz, y no me cansaré de repetirla

Apoyemos esta Ley de Medios, que es "para bien de todos", Y el que así lo sienta, venga hoy al Congreso cuando va cayendo la nochecita. Allí nos encontraremos los que fuimos juntos en perfume de esperanza, bajo la banderas de LA COPLA, del MOVIMIENTO PERONISTA BLOGUERO, de la CORRIENTE NACIONAL Y POPULAR o simplemente bajo el bendito cielo argento. Para vivir un momento histórico; una ceremonia fundacional y definitiva, de hondo humanismo, de proverbial justicia.

Esta noche seremos testigos de LA RESTITUCION DE LA PALABRA AL PUEBLO ARGENTINO.


Osvaldo Tangir
(autor del blog el turco turquestán)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

cholulos