sábado, 8 de julio de 2017

A PROPÓSITO DE LAS DECLARACIONES DE LUIS BRANDONI





Ocurrió una vez, que un presidente argentino pidió perdón en nombre del Estado por las atrocidades cometidas durante la dictadura Cívico Militar. Eran tiempos sin dudas sobre los roles que había desempeñado cada quién y cada cual. A pocos, muy pocos, se les hubiera ocurrido dudar de esa complicidad. El rumbo era, y es, la memoria, la verdad y la justicia. Se graficó claramente con el descuelgue de un cuadro, pero faltaban, y se sabía, otros cuadros que descolgar. Era la tarea pendiente para seguir avanzando.





La acción negacionista de lo ocurrido durante la nefasta etapa del gobierno de facto que condujo el terrorismo de Estado en nuestro país, puede adquirir distintas formas. Desde negar la cantidad de compañeros detenidos desaparecidos, hasta negar la criminalidad de lesa humanidad al pretender equiparar a los torturadores con presos comunes caracterizándolos de "viejitos enfermos", pasando por la negación de la participación y complicidad de civiles (como ocurrió con las infelices declaraciones de Luis Brandoni) en el negro plan que tiñó de luto parte de nuestra historia. Aunque nos resulte obvio para algunos, habrá que recalcar, sostener y argumentar que sin la complicidad civil de: dirigentes políticos y sindicales, medios periodísticos, comunicadores y sobre todo grupos empresariales con intereses económicos concretos, hubiera sido mucho más difícil semejante horror e impunidad. 

Cuesta entender que hoy en democracia, aunque golpeada y en riesgo, se deslicen irresponsables afirmaciones en medios públicos que, o quieren distraernos de los problemas angustiantes que nos invaden y vivimos a diario, o son una manera de pensar que tiene coherencia y estrecha relación con haber votado la ley de flexibilización laboral, la tristemente célebre "Ley Banelco", cuando fue diputado.

De una u otra manera, todas razones funcionales al "cambio" de época, a la mutación cultural en retroceso que apunta a invisibilizar al verdadero enemigo, lo que nos impide, por lo menos, no tropezar con la misma piedra, metáfora de: No seguir ayudando a generar las condiciones para la instalación de la pérdida de derechos ciudadanos, usando el disfraz que hoy en día use.

Por Memoria, Verdad y Justicia.
Por nuestros 28 Compañeros Actores Detenidos Desaparecidos.
Por los 30.000.

Pedimos disculpas por las declaraciones públicas de un afiliado nuestro al tiempo que rechazamos enérgicamente las mismas.

CONSEJO INTEGRAL








Leer más...

cholulos