miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA ESTUPIDEZ





















Los chicos, cumplirán 6 años el próximo 24 de febrero y fueron concebidos mediante el método de alquilar el vientre de una mujer en California, Estados Unidos.

A pesar de no tener madre son chicos muy felices: "Compartimos un montón de cosas con Felipe y Marta. Me levanto todas las mañanas a las 8, desayunamos, estamos juntos, después van al colegio, pero cuando regresan estoy en casa. Soy un padre presente y no puedo retarlos...mi viejo me retaba mucho y yo no puedo retar a mis hijos. Sufrí mucho a mi viejo."

¿Cómo tener un hijo con guita?

"Vas a la clínica y te dan un catálogo con todas las madres posibles. Además de elegir si vos querés una chica rubia de ojos celestes o una morocha, tenés a disposición su historia clínica. Yo busqué que no tuviera antecedentes de cáncer ni ninguna enfermedad rara, me fijé que los abuelos hayan sido bien longevos... Y también busqué que no hubiese antecedentes de calvicie, porque en mi familia todos tenemos mucho pelo", contó Ricardo Fort en una entrevista a la revista Gente.

Después de elegir a "la donante", la empresa se encarga de buscar a "la portadora", una mujer para que lleve adelante el embarazo. Después, con abogado de por medio, quedan establecidas ciertas cláusulas con respecto a la gestación.

Al respecto de dicha experiencia, el hombre de silicona explicó: "Cada dos meses volaba a Los Ángeles para visitar a la portadora. Además, hablábamos casi a diario por teléfono. El día anterior a que nacieran los chicos me llamaron a Buenos Aires para decirme que había roto bolsa. Esa misma noche tomé un avión y, a las corridas, llegué al parto y me dejaron cortar el cordón umbilical de mis hijos".

Como todo padre primerizo, Ricardo también tuvo sus momentos de torpeza cuando los recibió en su casa: "Estuve tres meses criándolos solo. Cambiándoles los pañales, dándoles de comer, bañándolos... Me volví loco. No dormía. La primera vez que lloraron sin parar llamé a la pediatra: 'Vení a verlos, porque están mal', le rogué. La mina vino, les dio dos palmadas en la espalda, los durmió... ¡y me cobró mil dólares! Ahí resolví que nunca más llamaba a la pediatra".

Ricardo Fort también contó sobre la ayuda de le dio su padre en el tratamiento. "Estábamos en Alemania. Lo encontré en el aeropuerto de Frankfurt para ir juntos a una exposición de chocolates en Colonia. Y en el aeropuerto le mostré la carpeta explicativa que me habían dado en la clínica. Le dije que quería tener hijos, que había un método... Se quedó callado. Repetí toda la historia y a la segunda vez me dijo que sí. Y me dio la plata... Mi viejo me regaló lo más importante que tengo en la vida: mis hijos", dijo entre lágrimas el nuevo monstruo mediático.

Fuente: minutouno




Leer más...

domingo, 27 de diciembre de 2009

“La independencia no existe. Los periodistas responden a su medio”




El dramaturgo Roberto Tito Cossa trabajó en sus comienzos como periodista del diario Clarín, a lo que le sumó diez años como corresponsal clandestino de Prensa Latina, la agencia cubana fundada por Rodolfo Walsh. Luego pasó por La Opinión y El Cronista Comercial hasta 1976. En conversación con Miradas al Sur recordó cómo se trabajaba en las redacciones de aquellos años.



–Creo que se perdió esa magia bohemia que implicaba trabajar en una redacción, donde siempre las grandes tertulias acaparaban nuestro tiempo. Intercambiábamos ideas y aprendíamos mucho el uno de otro, sobre todo yo, cuando empecé en Clarín era muy joven y trabajé con grandes intelectuales.

–¿Qué pasa hoy con el trabajo en las redacciones?

–Ahora las redacciones fueron copadas por la revolución tecnológica. Hace mucho que no voy a una redacción pero imagino que las discusiones intelectuales fueron reemplazadas por ruidos de teclados, computadoras e impresiones. No creo que pueda decir que una es mejor o peor, pero es lo que la evolución va imponiendo a nivel mundial y es que la tecnología va desplazando otras cosas.
–¿El papel del periodista también se fue modificando con el paso del tiempo?

–El papel del periodista siempre fue el mismo o al menos debería serlo, y es el de informar. Quizás lo que fue cambiando con el tiempo es el modo en que lo hacen y esto también tiene que ver con el avance tecnológico. Hoy existen muchos medios virtuales de los que nadie se hace cargo y esto desvirtuó mucho el papel del periodista.

–¿Existe el periodismo independiente?

–Absolutamente no. Hoy los periodistas responden siempre a un medio y a la línea ideológica de ese medio, y éste al mismo tiempo responde a sus intereses económicos que puede ser el campo, la oposición o el Gobierno. Puede haber algún notero que esté investigando algún tema por su cuenta y por eso se haga llamar periodista independiente. Pero cuando vende ese material a algún medio, pasa a ser parte de la línea editorial de ese medio.

–¿Qué influencia tiene el periodismo en la sociedad?

–Las noticias que se trasmiten por televisión demostraron ser muy influyentes en la sociedad. Los programas de debates políticos son bastante vistos. Sin embargo los medios gráficos todavía no pertenecen a la línea de influenciables. La gente cuando agarra un diario no lee mucho sobre política, sino que opta por secciones como deportes o policiales.

–¿Qué lugar ocupa el periodismo ante el poder?

–Primero el periodismo siempre está atado a algún medio. Siempre existieron los medios que están ligados al poder gobernante como también están los que están en contra. Los medios son muy poderosos y demostraron que si se ponen de acuerdo tienen la capacidad de derribar gobiernos. En nuestro país hace años que Clarín ocupó el lugar de poderío por excelencia, poder que se vio debilitado ante el actual gobierno por la Ley de Servicios Audiovisuales, de la cual me gustaría decir que es una ley muy buena, con puntos muy favorables, sobre todo para los pequeños medios, pero de difícil aplicación.



Leer más...

lunes, 14 de diciembre de 2009

¿MOSCAS BLANCAS?























Los actores y actrices que laburamos en TV (y los que no también) somos trabajadores y sufrimos idénticas problemáticas que el resto del pueblo. Frente al monopolio mediático y comunicacional que nos bombardea todos los días, es difícil escuchar otras voces diferentes a las opiniones reaccionarias predominantes. Parece que las únicas voces autorizadas son las de Marcelo Tinelli, Susana Gumenez o Mirta Legrand. Parece que ser famoso es sinónimo de gorila, reaccionario, o neoliberal. No es cierto, también hay actores que piensan y sienten lejos de la dictadura y los oligarcas.







Leer más...

cholulos