viernes, 29 de mayo de 2009

CARTA DE HORACIO DEVITT



Angel, Hola :

pasaron algunos meses desde nuestro intercambio de Notas !!!! pasaron muchas cosas ... en tu fantástico blog mencionas al pasar ...¡¡¡Hay que ir a las reuniones!!!, bancarse lo que opinan los otros, pero mi comentario de hace meses lo eliminaste ... o me equivoco ? quizas vislumbraba los problemas del sector , con anticipacion ?

ya que lo busque y no lo encontré en el caso que sea un error te pido disculpas ...

Me gustaría mencionarte Que el CIRCULO CASTING cierra sus puertas, ya que no podemos seguir manteniendo el estudio, sus costos y empleados ...
TENGO ENTENDIDO QUE TAMBIEN:

fishback casting ídem

como también cerró wasabi films CERRO
pionner - de abril a octubre -
Huinca en conflicto
Azteka films - al borde de la desaparición ...
casting group esta con problemas
cinetauro ídem
Bender cine SE DIVIDE EN 2
terminal cerró
Andon cine cerró
FOCUS esta en problemas ...
Fankee films cerró

Y QUIZÁS MUCHAS MAS, que no sé ... con esto te comento que esto indica muchas personas
sin trabajo, COMPAÑEROS DE SICA ... EMPLEADOS administrativos etc.

por tu blog parece que todos son millonarios Y EXPLOTAN a todo el mundo ... LA VERDAD - o su mirada - no tiene una sola cara !!!!!!! quizás algunos como Peluca ... son DIFÍCILES ...es verdad ... pero no TODOS SON IGUALES ...

sería fantástico que puedas publicar esta info. Y NO LA CENSURES. Te pido por favor que coloques MI nombre y apellido BIEN GRANDE !!!!!!!!!!!!!!!

seria fantastico que me comprendas como un trabajador mas !!!!! si bien distinto a un actor ...
no su enemigo,
saludos !!!!!!!
Horacio Devitt


RESPUESTA:


HORACIO
LAMENTO QUE TENGAN QUE DEJAR EL ESTUDIO, JAMÁS RECIBIMOS UNA QUEJA DE USTEDES Y SON RESPETADOS EN EL MEDIO POR TODOS LOS ACTORES.

LA CRISIS INTERNACIONAL HACE QUE SE RETRAIGAN LAS INVERSIONES EN PUBLICIDAD Y AQUÍ TENEMOS CONSECUENCIAS EN NUESTRO RUBRO, TE ABRAZO Y TE RESPETO, TE SALUDA


ANGEL SANTORO







Leer más...

CRIS MORENA NO PAGA


En Casi Ángeles el diablo metió la cola…

A pesar de haberle comunicado con antelación la imposibilidad de seguir realizando publicidad dentro de los programas de ficción, por haber vencido el 30 de abril de 2009, el plazo para la categorización y tarifado de la PNT (Publicidad no Tradicional), sin propuestas al respecto de la parte empresarial, la producción de Casi Ángeles liderada por su representante Fernando Del Porto, siguió con su sistemática faena de ignorar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, acuerdos firmados por las cámaras que representan a los empresarios de televisión (ATA CAPIT), y leyes vigentes.

Esta metodología, ya implementada en otras situaciones, por ejemplo con la violación de los límites de la jornada y del horario de trabajo de los menores, denunciado en su momento en un expediente que aún está abierto en Ministerio de Trabajo y también en la CONAETI, ahora la pone en práctica para no abonar la publicidad emitida en el programa Casi Ángeles, y que nuestro Sindicato reclama aplicando el Convenio Colectivo de Trabajo de Publicidad 102/90, por no existir hoy otra manera de realizar publicidad en canal abierto.

Ante este incumplimiento se ha enviado la Carta Documento correspondiente a la productora, al canal responsable de la emisión, y –de no realizarse el pago de los salarios de los actores que participaron en dichas publicidades– el reclamo se hará directamente con el cliente, o sea el que patrocina la publicidad como responsable solidario.

Cabe consignar que se dio intervención a la Obra Social de Actores para que realice el reclamo correspondiente por los aportes de ley que la productora debe realizar para nuestro sistema de salud, a través de requerimientos, y pediremos informes a la AFIP para ver en concepto de qué, las productoras reciben dinero de los clientes que pautan esas publicidades emitidas.

En la carta documento se aclara que nos reservamos el derecho de acción gremial que nos asiste, hasta tanto se resuelva esta situación.

CONSEJO INTEGRAL
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES


Leer más...

¿Hasta Cuándo?






Leer más...

REUNION URGENTE RAMA PUBLICIDAD




El lunes 1 de junio, de 15 a 18 horas, nos reunimos con todos los compañeros para debatir los pasos a seguir despues de la reunion del dia 28 de mayo en el Ministerio de Trabajo.
Es importante la presencia de todos.

SECRETARIADO GREMIAL A.A.A.


Adolfo Alsina 1762 • Capital Federal
Buenos Aires • Argentina
• Tel:011- 5281-9900
sec_prensa@actores.org.ar
www.actores.org.ar



Leer más...

sábado, 23 de mayo de 2009

AMERICA TV = QUE PAGUEN LO QUE NOS DEBEN



Salarios atrasados y la permanente violación del convenio colectivo de trabajo, nos obliga a tomar medidas gremiales y legales para que nuestros derechos no sean pisoteados.

Los dueños del canal parecieran no entender que, como en cualquier empresa, los trabajadores deben cobrar en tiempo y forma.

El atraso en los pagos de repeticiones de programas de ficción, y también cuando los producen, se ha hecho una práctica a esta altura insostenible. A esto se suma la vulneración de nuestro convenio al no pagar el valor actualizado de los bolos.

Esto trae aparejado que no lleguen los aportes patronales para nuestra Obra Social, afectando nuestro sistema de salud.

Uno de los dueños de América TV, Francisco De Narváez, dice tener dinero para gastar en millonarias sumas para su campaña política, pero no para cumplir con el más elemental de los compromisos: Abonar el salario a sus trabajadores.

La Asociación Argentina de Actores repudia esta práctica constante, y los denuncia como morosos. Así figurarán en una lista que se publicará en nuestra página web, y en cuanto espacio tengamos acceso, hasta que normalicen la situación.

Un solo compañero sin cobrar su salario, involucra a todos los actores que participan en programas de América TV.


Leer más...

martes, 19 de mayo de 2009

Cristina en la Casa del Teatro


Cristina Fernández visitó hoy martes -junto a Nacha Guevara- la Casa del Teatro, entidad que alberga a numerosos artistas retirados, donde entregó un subsidio por 350 mil pesos para su mantenimiento.


Cristina saluda a la actriz Lydia Lamaison. La acompañan la candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, Nacha Guevara, y los actores Lito Cruz y Víctor Laplace.


Tras recordar la ley de propiedad intelectual que beneficia a los actores, la Presidenta aseguró que "los artistas son hombres y mujeres de carne y hueso que necesitan de ingresos para poder vivir" y prometió una nueva ayuda antes de fin de año.

"Gracias por hacerme llorar con arte, no como otros que lo hacen por otras cosas", dijo, sonriente y punzante, Cristina ante una platea de más de un centenar de actores.

"Hemos reconocido para actores y productores el derecho de su propiedad intelectual, que su actuación sea reconocida y pagada por quienes vuelven a utilizar las imágenes para obtener nuevos beneficios. Esto, que parece simple, ha sido una lucha de intereses que costó más de 70 años", recordó Cristina que destacó que ahora: “Queremos colaborar y ayudar”.

"Me impresionó ver al entrar a este lugar una imagen de Eva Perón con una paloma", dijo la Presidenta que recordó que uno de sus productores admirados, Jacinto Pérez Heredia, le reconoció "estar arrepentido" de haber pisoteado fotos de Perón y Evita en septiembre de 1955, en la Plaza de Mayo.

"Le agradezco ese relato que me hizo al ingresar aquí. Hoy, en su cama, tiene muchos libros de Eva Perón. Esa es la historia de los argentinos. Eso fue un regalo adicional a esta visita. Yo no vengo a regalarles nada. Ustedes son los que me han regalado mucho hoy a mí", agregó.

La presidenta que también estuvo acompañada por la actriz Lydia Lamaison y el actor Víctor Laplace, se dirigió a los actores y les agradeció que "nos hagan reír y llorar a los argentinos de una manera muy especial", luego remató: “Cuenten siempre con esta amiga”.



Leer más...

SILVIO RODRÍGUEZ



De chico quería ser astrónomo o astronauta, pero sus canciones lo llevaron a ser el músico más identificado en el mundo con la Revolución Cubana. En 1978, Silvio Rodríguez viajó por primera vez a Estados Unidos para actuar junto al músico Pete Seeger.

Este 5 de mayo, Seeger cumplía noventa y Rodríguez fue invitado a participar de la celebración, pero el gobierno de Estados Unidos no le concedió la visa y no pudo viajar. Mientras termina de grabar su nuevo disco, el músico aceptó dialogar con Crítica de la Argentina sobre este y otros temas.

–¿Qué sucedió?

–Fui invitado por la familia de Seeger a un homenaje. Pedimos una visa especial que Estados Unidos da para acontecimientos culturales, pero no llegó nunca.

–Si, en vez de pedir la visa, se hubiera lanzado al mar en una balsa, ¿lo habrían dejado entrar?

–No sólo me hubieran dejado entrar, ¡me hubieran exhibido como trofeo!

–¿Cómo funciona el sistema migratorio para los cubanos?

–Según la “ley de ajuste cubano”, los emigrantes ilegales cubanos interceptados en el mar son devueltos a Cuba, pero los que logran pisar tierra adquieren el derecho a la residencia. Somos el único país al que se le aplica esta ley. Es un concurso macabro que les ha costado la vida a muchos.

–¿Y a los cubanos que quieren salir de Cuba, los dejan?

–Para salir o entrar, hace falta un permiso especial del gobierno. Es una medida que se tomó a principios de la Revolución, como control de fronteras. En mi criterio es obsoleta, daña mucho a Cuba y debería ser eliminada.

–¿Por qué Hilda Molina no puede viajar a Buenos Aires?

–No lo sé. Si fuera por mí, hace mucho que estaría donde desea.

–Obama habló de un diálogo con Cuba. ¿Cree que es posible?

–Sé de la disposición de diálogo del gobierno cubano y de las manifestaciones presuntamente conciliatorias de Obama. Si hubiera un diálogo, debería ser respetuoso y en condiciones de igualdad. Cuba es un símbolo de dignidad y América Latina le está haciendo ver a Estados Unidos su disconformidad con el bloqueo.

–¿Cuáles son las consecuencias del bloqueo?

–El estrangulamiento del comercio y de la economía, la pérdida de miles de millones de dólares, no poder hacer transacciones con bancos que tengan relaciones con Estados Unidos. Nos niegan los créditos y el acceso a la tecnología. No podemos comprar equipos médicos, computadoras y ni siquiera micrófonos. Nos borraron hasta de los mapas de las líneas aéreas. Esta hostilidad lleva medio siglo y todavía dicen que lo hacen para ayudar al pueblo.

–¿Qué pasaría si Obama levantara el bloqueo?

–Cuba no sólo es lo que ha elegido, también lo que ha podido, con la enemistad de un poder exterior grande y cercano. Pero hay un punto en el que acordamos: Cuba debe cambiar, evolucionar. Lo dice la dirección de la Revolución, lo dice Obama, lo dice el pueblo y también la oposición. Lo único que generará ese cambio con rapidez es el levantamiento incondicional del bloqueo. Lo que ocurra será lo que merecemos los cubanos por ser como somos y no porque nos lo imponen.

–Estados Unidos habla de “democratizar” Cuba. ¿Sería más democrática con otros partidos?

–Democracia es el gobierno del pueblo, pero el pluripartidismo no garantiza per se que los pueblos se gobiernen. Sobran ejemplos de países con varios partidos y que ninguno defiende las razones populares: mandan los políticos comprometidos con las oligarquías. ¿Cómo se identifica la democracia con la defensa de los intereses de los ricos? Haciéndoles creer a los pobres que un día van a ser ricos. Lo que hace falta es más voluntad de hacer justicia.

–Vi más oposición y reclamos entre los jóvenes. Los mayores parecían estar mucho más identificados con la Revolución. ¿Es así?

–El trastrueque de llamar reaccionaria a la izquierda y progresista a la derecha empezó en el sindicato Solidaridad y la Perestroika; el derrumbe del muro de Berlín lo canonizó. Es lo que el consorcio ideológico capitalista escupe vía satélite y Occidente mitifica como “políticamente correcto”. Los movimientos de liberación ahora son “terroristas” y los que derribaron un avión comercial son “combatientes anticastristas”. A los jóvenes les tocó una época en que algunos principios fueron cambiados de bando. Los vencedores renombran el mundo a través de sus medios. Hay muchos jóvenes que creen en los fundamentos revolucionarios y saben que el socialismo es más justo. Sin embargo, el mundo es diferente del de aquellos jóvenes que emprendieron la Revolución. Hablemos de internet: no se puede decir que sea mala porque haya páginas en contra del gobierno. De otros socialismos aprendimos que el autoaislamiento es un falso remedio destinado al fracaso. Por desigual que sea, Cuba debe asumir la confrontación. Que la gente alquile señales de satélite y vea los canales. Enfrentar eso con realismo nos puede preparar para cuando no exista el bloqueo. Si la política para el acceso a la información es acertada, los jóvenes estarán orgullosos de su país.

–Un cubano que vive en Buenos Aires me decía que reconocía los logros, pero lo sofocaba el discurso único: “Pongo la televisión y está Fidel. Y en la radio, ¡basta de Silvio!”. ¿Qué le respondería?

–Que sus palabras las provocó una Cuba pasada. Hace tiempo que Fidel sólo se pronuncia por escrito. En los 80, decían: “Silvio primero estuvo prohibido y ahora es obligatorio”. Pero hoy me ponen poco. No me quejo, prefiero estar prohibido: te quieren más.

–En el centro de La Habana vi una gigantografía con la cifra de niños que mueren cada año en el mundo por desnutrición, y decía: “Ninguno es cubano”. ¿Cree que los más jóvenes saben que afuera las cosas son diferentes?

–José Ingenieros escribió hace un siglo: “Joven es el que no tiene complicidad con el pasado”. Es natural que los jóvenes exijan a partir de lo que tienen. Y es un deber de la sociedad contarles a las nuevas generaciones la historia y decirles cómo es el mundo.

–Usted empezó a militar con apenas 14 años, en las campañas de alfabetización. ¿Cómo fue eso?


–Hacerme hombre en las circunstancias extraordinarias de la Revolución fue una gran oportunidad para tener una juventud interesante. ¿Dónde más podía ser parte de una generación que postergó sus estudios para alfabetizar? El tiempo que pasé con los pescadores de la Flota Cubana de Pesca y las dos veces que fui a Angola durante la guerra fueron también experiencias muy especiales.

–Usted es identificado en el mundo como el músico de la Revolución. ¿No es una carga, a veces?


–Es una carga si me asalta la vanidad y me dejo picar por el bicho pequeñoburgués de creerme más allá de todo. Pero la mayoría de las veces no y, aunque me duela, asumo que mi karma es la interrogación política. El trovador que he sido siente celos del entrevistado que seré y quizá por eso compongo menos.

–¿Cómo conoció a Fidel?

–Oí hablar de él por primera vez en 1953, cuando asaltó el cuartel Moncada al frente de otros jóvenes. Lo conocí en 1984, después del primer viaje que hicimos a la Argentina.

–¿Y cómo es, más allá del personaje?

–Es un hombre muy cordial, aunque a mí siempre me impresionó. Por eso he sido parco en su presencia. La última vez que lo vi, me tocó la frente y dijo: “Cuánto me gustaría saber lo que pasa por ahí dentro”. Semejante expresión no me soltó la lengua. Siempre lo he visto como la figura histórica que es y, en las pocas ocasiones que estuvimos cerca, no he logrado obviar su trascendencia. Puede ser que por eso me lo haya perdido un tanto.

–¿Cómo están la economía y los salarios en Cuba, luego del “período especial”?

–Ha mejorado el transporte, los apagones casi no ocurren, hay más canales de televisión, pero los tres ciclones del año pasado nos hicieron mucho daño. Los salarios son bajos y no alcanzan, aunque al sueldo hay que sumarle la total gratuidad de la salud y la educación, y el casi regalo de la cultura, los libros, los deportes. A todas las familias se les entrega, a precios muy bajos, una parte de la canasta básica. Sin embargo, habría que revisar medidas que en su momento fueron buenas y hoy son insuficientes, teniendo en cuenta lo pobres que somos y lo limitados que estamos.

–¿Cuál es el límite entre habilitar una mayor iniciativa privada y correr el riesgo de volver a una sociedad desigual e injusta?


–Esa pregunta es para Dios. Algunos socialismos se pudrieron buscando justamente esa frontera. Yo creo que la perspectiva que no se puede perder es que el gobierno esté junto a los más necesitados.

–Usted debe de generar mucho dinero con sus canciones. ¿Cuánto es para usted y cuánto es para el Estado?

–Yo empecé sin saber que podía ganar dinero en un concierto. El que mejor me lo pagaron, en los años de mayor auge, fue el de Chile con Irakere en 1990. Era una cantidad que no habíamos visto ni en sueños y con Chucho Valdés decidimos destinarla a la construcción de estudios de grabación, que hacían falta en Cuba. La música popular es un negocio sobredimensionado y puedes ganar mucho. Pero hace años que apenas hago giras comerciales y hace tres que no saco un disco. Nunca recibí grandes liquidaciones.

–¿Cuándo se dio cuenta de que la música y la poesía iban a ser su vida?

–En mi adolescencia me interesaba ser dibujante de historietas, pero mis amigos y mi familia me hicieron ver que lo que componía podía interesar. Un día, cuando estaba por salir del servicio militar, conocí a Mario Romeu, un gran músico cubano que me llevó a la televisión.

–¿Recuerda cuáles fueron su primera canción y su primera guitarra?

–Mi primera canción fue a capela y se llamaba “El rock de los fantasmas”. La primera guitarra que tuve entre manos fue la de Lázaro Fundora, un compañero de trabajo, cuando yo tenía quince años.

–¿Qué músicos fueron los que más lo influenciaron?

–Por mi familia materna, cantadora de la trova tradicional, escuché desde la cuna a Sindo Garay, Manuel Corona y Miguel Matamoros. En los años cincuenta, Elvis Presley sonó mucho en La Habana, aunque me gustaban más las baladas de Johnny Mathis. De mi adolescencia recuerdo al grupo Los Astros de Raúl Gómez, El cuarteto de Meme Solís, Danny Puga, Luisito Bravo. De la Argentina, a Los Cinco Latinos, y de Europa, a Charles Aznavour. Pero creo que lo que más me ha influenciado es la música clásica. Desde niño, es lo que más escucho.

–¿Por qué se define como trovador, y no como músico o cantante?

–Trova es la música cantada que primero me llegó, hecha por los autores más afines a la manera de entender la canción que yo tuve, que no descuidaba lo literario. También preferí llamarme así por una razón de clase: en los años sesenta, los trovadores eran los músicos más devotos y peor pagados.

–Cuarenta años después de la Nueva Trova, ¿hay una “nueva” trova joven en Cuba?


–Cada vez que averiguo, descubro gente nueva y valiosa. El Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, de La Habana Vieja, les ha dado un patio para que canten y ha grabado sus conciertos. Su colección de discos “A guitarra limpia” es un documento imprescindible para saber cómo piensa y canta la trova cubana de hoy.

–¿Le gusta Celia Cruz?

–No hay cubano con sentido del oído que no la haya escuchado con admiración.

–Usted le escribió varias canciones al Che. ¿Cuál le gusta más?

–La primera que le hice: “La era está pariendo un corazón”.

–En “El reino de todavía” canta que “nadie sabe qué cosa es el comunismo”. ¿Qué es el comunismo?


–Yo creo que el comunismo es el deseo de construir un mundo mejor para las mayorías que han llevado el peso de las sociedades. Supongo que, una vez conseguido el paraíso, habrá que rehacerlo, porque –por lo circunstancial de nuestras acciones o la inconformidad de la naturaleza humana– la vida suele tirar hacia delante.

–¿Está grabando un nuevo disco?

–Sí, se llama Segunda cita. Lo concebí para trío acústico. Por eso participan tres magníficos jazzistas: Roberto Carcassés en el piano, Feliciano Arango en el contrabajo y Oliver Valdés en la batería. Niurka González aporta flauta y clarinete. También invitamos a algunos metales y el tema titular lleva cuerdas. Hay una “Carta a Violeta Parra”, una canción inspirada en un cuento que me hizo García Márquez y otra dedicada a Charles Lloyd. En esta última toca el saxofón José Carlos Acosta, que hace un solo breve pero impresionante. Varios textos tienen que ver con las inquietudes de la Cuba actual. En principio incluí una canción basada en un bello poema de Víctor Heredia, pero ahora me lo estoy guardando para un trabajo futuro con otros autores.

–Al principio de la Revolución, hubo persecuciones contra los homosexuales. ¿Por qué fue posible aquello mientras se proponía, justamente, acabar con la opresión?

–Por ignorancia, machismo, prejuicios heredados. Es más fácil cambiar un sistema político que una cultura ancestral. Tiene que ocurrir mucha educación humanística y sucederse generaciones para que tanta mugre incrustada se diluya. Con el asunto racial sucede parecido.

–¿Qué opina usted sobre la propuesta de Mariela Castro de legalizar el matrimonio gay en Cuba?

–Me parece correcta. Hace justicia.

–Usted, que ha dedicado tantas canciones a tantas causas justas, ¿escribiría una para los gays y lesbianas que luchan contra la discriminación?


–Quizás algún día lo consiga. Escribí dos canciones sobre la homosexualidad, pero no quedé conforme con ninguna. También compuse “El sol no da de beber”, que aunque no tuvo esa motivación ha sido interpretada por ahí. Sabiendo eso, en ocasiones la he presentado con ambigüedad. Creo que no la traiciono, porque la provocó un amor que, como el de algunos homosexuales, tenía que esconderse para sentirse realizado.

Leer más...

lunes, 18 de mayo de 2009

TINELLI y los CHICOS



El ShowMatch modelo 09 desempolvó, junto a sus segmentos clásicos, una polémica que años atrás ya le había traído problemas a Marcelo Tinelli: los niños como participantes de sus concursos. El jueves 7 de mayo, quince parejas de entre 8 y 12 años, provenientes de distintas provincias argentinas y el Uruguay, inauguraron Bailando Kids, con un jurado compuesto por Reina Reech, Laura Fidalgo, Miguel Ángel Cherutti y Carmen Barbieri. Así, los menores ocupan el lugar que el año pasado fue para vedettes, Cicciolinas y bailes del caño, en la versión adulta –¿para adultos?– del mismo concurso.

El Comfer ya abrió sumario y se prepara para aplicar sanciones. En principio, por violación de la ley que dice que, después del horario de protección al menor (8 a 22), no puede haber niños en pantalla, a menos que estén en la tribuna y/o a menos que –atención a la sutileza– se explicite claramente que se trata de un programa grabado. Las autoridades del organismo también estudian asuntos “más graves” vinculados al contenido, en particular a la asociación de los chicos participantes con palabras como “sensualidad”, “vedette” o “sexy”, que se escucharon mucho en la primera semana del certamen. Los chicos de los programas de televisión, ¿sufren una exposición de efectos traumáticos o se trata de niños archiacostumbrados a la exposición, desde el intercambio de fotos del Facebook hasta los realities? ¿Es esto trabajo/explotación infantil, o apenas un show más, incluso más cándido que muchos otros y que ni siquiera ofrece demasiadas novedades?

ABUSO Y MALOS ANTECEDENTES. “Muy sexy bailando este reggaetón, un sexy que se entiende dentro de lo que es la niña. Muy atractiva, muy seductora”. Así le habló Barbieri a la participante Zaira Fuentecilla, de 9 años. Su comentario, más allá de la confusa aclaración sobre “un sexy que se entiende dentro de lo que es la niña”, junto a los contoneos de los chicos con el “perreo” del baile, encendieron la llama y pusieron en estado de alerta a los especialistas en infancia.

“Los chicos tienen sexualidad de chicos, que está bien entre ellos: el problema es cuando interfiere un adulto”, dice Isabel Monzón, una de las profesionales indignadas más visibles en un famoso episodio de Agrandadytos, cuando en 2005 Dady Brieva le dijo a una chiquita que le mostrara la bombacha y se armó un escándalo. Para Monzón, “lo que se hace en este tipo de programas es abuso”, y los principales responsables “son los padres que quieren hacer plata con sus hijos”.

En Radio Continental, la pediatra Mirta Kelman coincidió en “abuso” como diagnóstico: “Nunca se vio tanta contradicción entre lo que se quiere educar y lo que expone en los medios hacia los niños. No se dan cuenta de las consecuencias de lo que están exponiendo a sus hijos, hay una colonización del territorio infantil. Tinelli no puede, con dinero, pasar por encima de todas las leyes de protección al menor”.
Beatriz Janin, directora del posgrado de especialización en psicoanálisis infantil de la Asociación de Psicólogos, pone el foco no sólo en los participantes del programa, sino también en los que están del otro lado. “La distorsión del contacto entre una nena y un nene, que arman un juego erótico entre ellos absolutamente precoz y no bailan como chicos, sino que fueron preparados para un tipo de baile en donde lo que se juzga es la conexión con la pareja o las miradas entre ellos, no es que van a jugar y a bailar. Eso es un problema no sólo para ellos sino para los chicos espectadores, porque reciben un estímulo que no pueden metabolizar ya que no tienen los elementos para hacerlo, y quedan desprotegidos”. Además alerta sobre las consecuencias: “Después no nos sorprendamos de algunos fenómenos que se dan en las escuelas con chicos que tienen un juego de seducción precoz”.

Para Gabriel Mariotto, titular del Comfer, primero se infringe la ley. “Como ya lo hizo Tinelli en Canal 9, y hubo una multa de unos 900 mil pesos. Los chicos, después del horario, pueden estar en TV, pero sólo en la tribuna: no pueden estar trabajando”. El director nacional de Supervisión y Evaluación, Gustavo Bulla, da más detalles: “La ley prohíbe que aparezcan menores actuando fuera del horario de protección, salvo con una leyenda expresa que diga que el programa fue grabado. Como esa leyenda no aparece en el programa de Tinelli, además relacionado con el envío de mensajes de texto, que genera la sensación del falso vivo, eso no se cumple. Además estamos estudiando seriamente el uso de lenguaje inadecuado hacia los chicos y el tipo de baile que les hacen hacer”.

Los últimos debates sobre chicos en la tele se dieron justamente en 2005, cuando las principales figuras, en lugar de compartir a Antonio Gasalla, recibieron feas acusaciones. Susana Giménez comenzaba con Minimusic y Tinelli con 30 segundos de fama Kids. En el caso de la diva, el conflicto se generó cuando Pablo Ramírez (ex PopStars y Operación Triunfo) hablaba al aire con chiquitos que querían cantar, representando al mismo personaje de “malo” que en los otros ciclos. A una nena de 6 años le dijo que se tenía que esforzar más y pidió un aplauso para la banda por haberla seguido en su actuación fallida. Los padres –cuándo no– recurrieron a los programas de la tarde, pero no para acusar al jurado de crueldad, sino para pedir otra oportunidad para su hija. Esto obligó a que se cambiaran las reglas y a partir de allí ningún chico fue eliminado; todos ganaban, todos felices, y los chicos seguían en pantalla.

Con el “Cabezón”, los problemas fueron más serios. Durante su paso por Canal 9, cuando el rating comenzaba a serle esquivo, echó mano a la palabra Kids y en una emisión siguió con la cámara a uno de los chicos al baño porque quería hacer pis, lo ayudó a bajarse el pantalón y la cola del nene quedó en pantalla. En otros tramos, nenas menores de 8 años, apenas cubiertas, bailaban danza árabe mientras los humoristas –convertidos en reidores– festejaban a la sex symbol extra small. Los diálogos giraban en torno a noviecitos y prematuras relaciones sentimentales. Un poco como ahora cuando, en Bailando Kids, Marce quiere saber de pequeños amores o le entrega, como sorpresa para la minibailarina con mayor puntaje, un momento con el bonito Rodrigo Guirao Díaz, el chico de sus sueños, para la posteridad. “Se les pide que hablen como grandes y contesten como si el adulto fuese igual, y eso los lleva a confundir lugares y suponer que son adultos a los 8”, dice Janin.

En cuanto al riesgo de que el show se transforme en un mar de lágrimas infantiles, tampoco en Bailando Kids, como aclara Tinelli una y otra vez, se elimina a nadie, porque todos tendrán su segunda oportunidad: el repechaje. Magalí Carrillo e Ignacio Molina quedaron fuera del concurso, entre abrazos y llantos de sus compañeros, pero volverán.

En términos de negocio televisivo, los chicos garantizan audiencia y son más baratos que las grandes estrellas con cachet y representante. De todas formas, con apenas cuatro emisiones, el mini Bailando es el segmento más flojo de la vuelta de ShowMatch en términos de rating. En la emisión del jueves último alcanzó 22 puntos –10 menos que los días dedicados al humor de Gran Cuñado–, quedó tercero en su horario y en un tramo de la competencia fue superado por el Justo a tiempo de Weich. Anteanoche, el promedio fue aún menor: 19,8, lo que explica la decisión de levantar el segmento los próximos días jueves.

LA CULPA ES DE LOS PADRES. Mex Urtizberea, del recordado Magazine For Fai, dice: “Grabábamos dos horas los sábados y venían a jugar, no les daba una letra para que la dijeran bien, cuidaba que los pibes fueran normales, que no faltaran mucho a clase, y nunca dejaba entrar a un padre”.

“Los padres son lo peor –agrega– y les meten en la cabeza la idea de ser famosos y salvarse. Porque el tema es salvarse económicamente. Es patético, es como que han criado a alguien para que les dé guita, para que los salve. Pero aquello era muy diferente porque salía en cable: al pibe que aparece en lo de Tinelli al otro día lo conoce medio país; andá a explicarle cómo es esto, ¡les revienta la cabeza! Siempre enternece que un pibe haga cosas de grande, pero si lo piensan es una locura. Lo más maravilloso que tienen los pibes es la ingenuidad, que pierden llegando a la adolescencia, y es una locura que la pierdan a los 5”.

Con Mex coincide Dady Brieva, otro humorista que supo transitar por un exitoso programa televisivo basado en la participación de los niños. “Hoy, los chicos trabajan. Lo demás es hipocresía. Todo lo que se dice son pavadas porque se ha hecho, y existe, una industria del casting, que reemplaza a la madre que hacía faltar a clase a su hijo para llevarlo a un concurso de televisión a ver si quedaba. Si no, ¿por qué antes había diez chicos y hoy hay cien mil? Es una salida laboral. En publicidad hay bebés que salen con madres amamantando. El Comfer es hipócrita, y con los derechos del niño las pelotas: son apenas un enunciado, una bandera quimérica que se levanta pero que no existe. No hay nada de qué escandalizarse. Prefiero un chico en Bailando por un sueño que otro vendiendo paco o pidiendo en un semáforo. ¿De qué derechos humanos me están hablando? ¡Que se vayan a la concha de su madre! Además, los chicos se preparan. En Agrandadytos, no dejaba una madre adentro del estudio, porque los padres les dicen qué hacer, hablan por ellos y deciden por ellos, ¡son unos hijos de puta! Los chicos tienen que jugar. Entonces, si tenés una nena que es como Andrea del Boca y te hincha las pelotas para que la lleves a un casting, está bien, pero hay muchos que no quieren hacerlo y son los padres los que los arrastran. Yo nunca dejé que un nene se pusiera mal, y si alguno lloraba, yo cortaba. ¡Pero los padres querían que siguiera! ¡El nene no les importaba!”.

Del otro lado, Hugo Midón cree que la exposición no es buena para los niños. “Para mí, es desagradable –dice–. Hay un gaste de la participación de los chicos, un reírse de lo que hacen, y hay una participación que, o no se paga o se paga con monedas, y se arma un programa con monedas. Se ponen chicos, sin experiencia en televisión, en una situación de exposición brutal, muy comercial y que funciona bien, pero no me parece bueno para los niños”.



Leer más...

lunes, 11 de mayo de 2009

PARITARIAS Y OTROS TEMAS



Les informamos a los compañeros y las compañeras actores/actrices que están más directamente vinculados/as a la rama de Publicidad, que mantendremos una reunión de dicha rama, en la sede de la AAA, Alsina 1762, CABA.

Los temas a tratar se relacionan con las paritarias, entre otros.

Este miércoles 13 de mayo a las 15.
Te esperamos


Leer más...

LAMULTIFORME


un espacio de intercambio

Taller de Artes Plásticas - Taller de Candombe Afrouruguayo - Taller de Cine para Chicos - Taller de Danzas Folklóricas - Taller de Fotografía y Fotonovela - Taller de Guitarra - Taller de Teatro para chicos - Y Mucho Mas

Baigorria 2243
Munro (frente a la estación)

lamultiforme.blogspot.com
lamultiforme@gmail.com




Leer más...

Crónicas de la verdad sobre el amor


"Nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con que se mira"

Crónicas de la verdad sobre el amor
de Roque D. Favale

Teatro Macondo
Av. Garay 460 - San Telmo - Buenos Aires
Tel: 5290-7685

La obra se estrenadó el 8 de mayo de 2009, y se presentará todos los VIERNES a las 22 hs. en el nuevo Teatro Macondo, Av. Garay 460, en el barrio de San Telmo, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

El precio de las entradas es de $25 ($20 Jubilados y estudiantes)
Reservas telefónicas: Tel: 5290-7685
info@teatromacondo.com.ar

Conozca todo sobre la obra ingresando a:
http://cronicasdelaverdadsobreelamor.blogspot.com/


Leer más...

martes, 5 de mayo de 2009

Boal en la memoria



La primera palabra que me saltó a la mente cuando conocí a Augusto Boal es que él era... elástico. Flexible, dúctil, fluido, abierto al mundo; pero a la vez con algo casi infinitamente resistente, ese hombre largo y flaco, no de esos elásticos que cuando se estiran se rompen.

Nuestro encuentro inicial fue en La Habana, en enero de 1973, cuando fuimos co-jurados para el Concurso de la Casa de las Américas y ya era una leyenda su Teatro del Oprimido. Aproveché yo su sabiduría en esa ocasión de una manera más bien pragmática. En Chile, en ese tiempo, estaba ya en plena marcha la contra-revolución que en septiembre de ese año derrocaría a Salvador Allende y mis conversaciones con Augusto volvían una y otra vez al papel que podía jugar el teatro –ojo, me decía, todo es teatro, solamente que la mayoría de la gente no se da cuenta– en una coyuntura tan crítica.

Fue su espíritu creador travieso, su convicción de que los espectadores eran de veras coautores, su optimismo inagotable, que me llevé de vuelta a Santiago. Unos meses más tarde, trabajando ya en La Moneda como asesor cultural de Fernando Flores, secretario general del gobierno de Allende, aproveché las enseñanzas y la inspiración de Boal para planificar una serie de acciones teatrales en los espacios públicos de Santiago que podían retrasar la asonada militar que, día a día, amenazaba con destruir la democracia de mi país.

Justamente el 11 de septiembre de 1973 me iba a encontrar con Oscar Castro, del Teatro El Aleph, para infiltrar las calles de Santiago con escenas creadas en base a lo que Boal llamaba el Teatro Invisible. Esto de invisible me gustaba en particular porque éramos víctimas del bloqueo llamado invisible del gobierno norteamericano que, junto con el sabotaje económico de la derecha, había creado una escasez artificial y largas colas de ciudadanos que debían esperar para hacer compras de los alimentos más esenciales. Una de mis ideas, que Oscar Castro y su grupo iban a llevar a cabo con desparpajo y alegría, era que un tropel de actores se pusiera en la cola y, sin revelar su origen teatral, fueran acusando sutilmente a los verdaderos responsables de aquella carencia de bienes materiales, de manera que las protestas de la gente se dirigieran contra los golpistas y no contra el gobierno popular.

Nunca pudimos escenificar ni esa ni otras presentaciones similares. El gran teatro de Chile fue usurpado –si se me permite una metáfora un tanto melodramática– por el Director de la Muerte, Augusto Pinochet, y yo me fui, eventualmente, a un exilio nada de invisible.

Y en Buenos Aires me esperaba, por cierto, Augusto Boal, que había tenido que salir de su Brasil después de caer preso y que se había instalado en el país de su maravillosa mujer, Cecilia. Fueron tan solidarios con nosotros en el dolor como serían generosos en los años por venir con tantos otros seres necesitados: nos prestaron por unos días su departamento a fines de enero de 1974, justo antes de que huyéramos de una Argentina donde ya se veía que el futuro era también sombrío.

Y fue ahí que Augusto me ofreció una lección que poco tenía que ver con el teatro y absolutamente todo que ver con la vida. Me acuerdo de que estaba yo hablando con él acerca de las noticias terribles que salían de Chile como si fueran una cloaca y Chile y más Chile y cómo el mundo había reaccionado frente a nuestra tragedia y el tipo de trabajo solidario que pensaba realizar en Europa con Chile y fue entonces que Boal me dijo, muy calladamente, pero con mucho fervor: sí, Chile, dijo, Chile, sin duda, Ariel, pero no te olvides del resto de América latina. Y yo me quedé perplejo, porque tenía razón. Con tanto protagonismo de mi país era fácil dejar de lado a tantos otros países que sufrían, era fácil ponerse egoístas. Y tal como un año antes me había llevado a Santiago sus palabras sobre el teatro como un infinito instrumento de liberación y participación, me fui de la Argentina en 1974 llevando esas otras palabras, cargadas de ética continental y compasión humana; me las llevé y nunca las pude olvidar.

En las décadas que se perpetuaron desde entonces nos vimos de vez en cuando con Boal, siempre fui recibiendo con júbilo noticias suyas y mensajes y parabienes, si bien yo fui derivando más y más hacia un teatro diferente que el suyo. Y ahora que dicen los cables que ya no respira en este mundo, quiero desmentir aquella información falaz que vino desde Río de Janeiro y asegurar que Boal se encuentra increíblemente vivo y tan elástico como siempre, quiero afirmar que su muerte es invisible porque sigue él adentro de miles y miles de hombres y mujeres y niños que encontraron en sus obras y sus dichos y su vida la iluminación para hacerse ellos mismos los muy visibles protagonistas de su destino.


Su último libro es:
Americanos. Los pasos de Murieta.





Leer más...

lunes, 4 de mayo de 2009

20 AÑOS NO ES NADA



Cuando esta noche, a las 22.30, en Canal 13 arranque una nueva temporada de Showmatch, comenzará a cumplir 20 años al aire de manera ininterrumpida uno de los programas más polémicos, longevos y exitosos –en términos de audiencia– de la TV actual.

Un ciclo que a lo largo de sus 2 décadas de vida supo “adaptarse” a los cambios que se produjeron en la sociedad, la cultura y la política argentina desde 1990, año en que vio la luz en el Telefé de Gustavo Yankelevich bajo el nombre de Videomatch. Los años en pantalla, la repercusión masiva que fue alcanzando, llevaron a que aquel programa deportivo de la medianoche que derivó en humorístico por incapacidad de propios y falta de material, se convirtiera en lo que es hoy: un show –en el sentido más artificial de la palabra– chabacano, plagado de chistes sexistas, en el que las mujeres ligeras de ropa son cosificadas permanentemente desde el lenguaje y los primeros planos cuasi violatorios que las cámaras hacen de sus partes íntimas. Un show del escándalo que terminó por institucionalizar a toda hora y en cualquier pantalla la perversa lógica de lo más bajo del “periodismo” chimenteril. Todo eso le debe la TV argentina a Showmatch.

Aprovechando la cifra redonda del aniversario, bien vale la pena realizar un repaso por estas dos décadas del programa. Hay que comenzar diciendo que los veinte años de Showmatch tienen mucho de casualidad. Aunque pocos lo señalen, encandilados bajo la luz del éxito de su mentor, la mutación del programa deportivo al humorístico-musical no fue algo buscado por Tinelli. Más bien fue la consecuencia del poco material deportivo que el programa tenía en su primer año y de la falta de profesionalismo de un equipo de columnistas que estaba formado por periodistas como Gonzalo Bonadeo, Daniel Jacubovich y Osvaldo Príncipi, entre otros, pero también con Teto Medina, Lanchita Bissio y Ricardo Usni, entre otros “especialistas” de dudosa capacidad. Eran tiempos en los que más que un equipo de televisión era una banda de amigos que a la salida del programa iban a comer panchos juntos. No había estrellas ni divismos. Mucho menos poderosos empresarios.

Hay una pregunta que suele dejarse de lado cuando se analiza a Tinelli como alguien que conoce a la perfección la industria y el gusto del argentino medio: ¿qué hubiera sido de Videomatch sin los bloopers que Yankelevich le alcanzó a Tinelli para rellenar el programa ante la falta de contenido deportivo para poner al aire? Probablemente un programa que hubiese durado poco y nada en la pantalla, que escasísimos televidentes recordarían. La suerte es, también, aliada del éxito. Y no se cae en un error al decir que, en un primer momento, a Tinelli lo salvaron los bloopers en continuado. Y el equipo de humoristas que, esta temporada, regresan al programa para rememorar viejos tiempos y “renovar” un ciclo que se repite una y otra vez. Fue mucho tiempo después de aquellos primeros años cuando, en plena primavera menemista, Tinelli se convirtió en un conductor de masas.

20 años después, ya nada es igual. El periodista deportivo se convirtió en un poderoso empresario a caballito de Showmatch, esa nave insignia que le permitió cumplir con el sueño de montar una productora y una radio propias. De todos modos, hay que ser objetivos: tanto le debe Tinelli a Showmatch como el programa a su conductor. A esta altura, no se puede soslayar que Videomatch-Showmatch es uno de los programas con mayor capacidad de hacer rating de la historia de la TV. Buena parte de las razones para que ello ocurra descansa en el mismo Tinelli, que nunca dudó en anteponer la búsqueda del éxito permanente a cualquier tipo de límites: su “moralidad” se subordinó en estas dos décadas al rating, un fin en sí mismo que justificó cualquier medio –mujeres desnudas, escupitajos a compañeros– para que alcanzara el status del rey de la TV argentina. En efecto, ya siendo una estrella, Tinelli sólo intentó incorporarle algún rasgo de prestigio a Showmatch a través de la producción, la escenografía y el vestuario. Eso sí: siempre y cuando ese packaging estético no atentara contra la esencia del programa (reírse de la desgracia ajena, bromas de corte sexual, pseudoescándalos mediáticos). En el universo de Showmatch, nada importa más que el rating. Todo vale.

Quién condicionó a quién, es imposible de saber. Lo cierto es que el camino al éxito de Showmatch coincidió con la transformación que la sociedad argentina tuvo en las últimas dos décadas. Su influencia no es anecdótica. El poder de Tinelli, así como el lugar que ocupa Ideas del Sur, su productora, es fruto de Showmatch. De nada ni nadie más. Son pocos los programas que mantuvieron niveles tan altos de audiencia, aún habiendo pasado por tres pantallas distintas (comenzó en Telefé, tuvo un fugaz paso por el 9 de Daniel Hadad y el 13 terminó por incorporarlo a su pantalla como una forma de dejar de perder rating y millones en el prime time).

En este tiempo, la ambición de poder de Tinelli (tanto dentro como fuera de la pantalla) lo llevó a tejer todo tipo de aliados. Mediáticos, para garantizar el éxito masivo de su programa. Y también políticos, según las circunstancias por las que atravesaba el país: Showmatch sirvió de hipnotizador funcional a la ilusión primermundista del menemismo, con cierre de campaña de 1995 de Carlos Menem en los estudios del programa, primero; luego fue determinante en la abrupta salida de Fernando de la Rúa del gobierno tras el papelón que el ex presidente hizo en su visita al ciclo (De la Rúa sigue sosteniendo que Showmatch lo terminó de derrocar); y hasta coqueteó con Kirchner (concurrió al lanzamiento de radio Del Plata) y Cristina (uno de los últimos actos de su campaña presidencial se llevó a cabo en Bolívar). Este año se anuncia una nueva edición del reality show “Gran Cuñado”. El poder mediático y el poder político se suelen encontrar en Showmatch bajo el nada ingenuo tamiz del humor o la parodia. La tinellización de la política llegó para quedarse, en la historia argentina. Para bien o mal de unos y otros.

Hace 20 años, nacía un programita de TV perdido en la madrugada. Dos décadas después, ese mismo programa se convirtió en un bastión medular de la TV y la cultura argentinas. ¿Hay algo que festejar?

Emanuel Respighi


Leer más...

domingo, 3 de mayo de 2009

NUEVOS MÍNIMOS PARA PUBLICIDAD



VALOR de
1 JORNADA de TRABAJO


Protagónico $1680

Co-Protagónico $1400

Personaje Secundario $913

Personaje Menor $817

Grupal $369


GRILLA de DERECHOS de IMAGEN

NUEVOS VALORES MÍNIMOS

Duplica los valores de la grilla anterior. Por ejemplo:

ARGENTINA
Anterior: 50% >>> Actual: 100%

LATINOAMÉRICA (PAQUETE)
Anterior: 150% >>> Actual: 300%

LATINOAMÉRICA CON MÉXICO (PAQUETE)
Anterior: 175% >>> Actual: 350%

ESTADOS UNIDOS (MERCADO HISPANO)
Anterior: 125% >>> Actual: 250%

ESTADOS UNIDOS
Anterior: 175% >>> Actual: 350%

El salario mínimo total queda conformado de la siguiente manera, por ejemplo:

ARGENTINA
1 jornada + derechos por 1 año (100%)

Protagónico $1680 (jornada) + $1680 (derechos) = $3360

Co Protagónico
$1400 (jornada) + $1400 (derechos) = $2800

Personaje Secundario $913 (jornada) + $913 (derechos) = $1826

Personaje Menor $817 (jornada) + $817 (derechos) = $1634

Grupal
$369 (jornada) + $369 (derechos) = $738


LATINOAMÉRICA (PAQUETE)
1 jornada + derechos por 1 año (300%)

Protagónico $1680 (jornada) + $5040 (derechos) = $6720

Co Protagónico
$1400 (jornada) + $4200 (derechos) = $5600

Personaje Secundario $913 (jornada) + $2739 (derechos) = $3652

Personaje Menor $817 (jornada) + $2451 (derechos) = $3268

Grupal $369 (jornada) + $1107 (derechos) = $1476


Estos valores son MÍNIMOS - NO FIJOS

Esto significa que tu representante puede negociar cachets más altos, según el caso. Exigí que lo haga, ya que él cobra un 25% del cachet total, lo que significa un 33.33% de lo que vos cobrás.



Leer más...

cholulos